Alertan sobre los riesgos de pasar muchas horas sentado

Especialistas sostienen que 30 minutos de actividad física diaria cinco veces a la semana no alcanzan para combatir enfermedades asociadas al sedentarismo

POR FLORENCIA CUNZOLO
Clarín’19-9-13

Una delgada línea recta en un monitor. Los músculos en estado de coma. Así se encuentran mientras estamos sentados. Y, aunque no siempre se tenga conciencia de ello, las sociedades modernas pasan mucho –demasiado- tiempo en esa posición. Estudios recientes indican que la habitual recomendación de hacer por lo menos 30 minutos diarios de actividad física cinco veces a la semana es insuficiente para combatir el sedentarismo y las enfermedades asociadas a él, si el resto –se calcula que entre 9 y 10 horas por día- se lo pasa entre la silla, el sillón, el asiento del colectivo o la butaca del auto.

“Supongamos que una persona duerme ocho horas en promedio y se ejercita 30 minutos diariamente. ¿En qué ocupa las 15.5 horas restantes de cada día? La mayoría pasa ese tiempo sentada, lo cual tiene implicaciones en términos biológicos”, disparó Marc Hamilton, durante su exposición en el Simposio de Cambio de Conductas de la Serie Científica Latinoamérica, que reunió hace días en México a especialistas de toda la región.

Lo importante, sostiene Hamilton, director y profesor del Laboratorio de Fisiología de la inactividad del Centro de Investigación Biomédica de Pennington (Estados Unidos), es si las calorías ingeridas a diario se convierten en combustible o en grasa. “Cuando no hay actividad física, las grasas saturan los flujos sanguíneos, lo cual implica un riesgo”, afirma. Diversas investigaciones realizadas en los últimos años, entre ellas la Encuesta Nacional Estadounidense de Salud y Nutrición (2003-2004) y el Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de vida (2008), comprobaron que pasar mucho tiempo sentado aumenta la circunferencia del abdomen y provoca desequilibrios en las concentraciones de glucosa, triglicéridos y colesterol de alta densidad.

El médico considera “mala” e “insuficiente” la recomendación médica de realizar al menos media hora de ejercicio al día cinco veces por semana para combatir el sedentarismo. “Treinta minutos son tan sólo 1/48 porción del día”, grafica. En su país, las estadísticas indican que sólo el 5% es activo físicamente.

Pero Hamilton no apunta necesariamente a elevar las horas en el gimnasio o en el parque. Propone, en cambio, entender de otro modo la actividad física y más que verla como un suplemento en la rutina, integrarla como parte medular a ella.

“La idea es disminuir el tiempo sentados o pararse frecuentemente. Los beneficios de esta estrategia mejoran no sólo el peso sino la actividad de la lipoproteína lipasa que mejora el perfil lípidico, disminuyendo el riesgo vascular”, indicó la nutricionista Mónica Katz, una de las médicas argentinas que asistió al encuentro en México.

Roberto Robles, especializado en Cardiometabolismo, coincidió en que la “tibia” recomendación de los 30 minutos diarios es un puñado de sal en el océano. “Es muy importante entender que no se está apuntando a incrementar los días y horas de concurrencia a un gimnasio cada semana, sino a razonar que media hora al día de actividad física son muy breves acordes en la sinfonía cotidiana” y que lo que se busca “no son medidas destinadas a sudar y reducir el peso, sino a mantener la sangre fluyendo más dinámica y constantemente”.

El ex jefe del Servicio de Recuperación Cardiovascular de la Clínica Güemes, de Luján, concluyó: “Sólo queda imaginarnos comiendo saludablemente, en lugares a los que lleguemos y de los que nos retiremos caminando varias cuadras, llevando a nuestros hijos al colegio sin parar nuestros autos en doble fila en la puerta, abandonando el control remoto y llevando o trayendo nuestras cosas sin que nos lo haga un cadete y usando las escaleras, entre otras cosas”.

http://www.clarin.com/sociedad/Alertan-riesgos-pasar-muchas-sentado_0_995300816.html