La gratitud es la llave para encontrar el sentido de la vida

De paso por Buenos Aires, el reconocido monje benedictino David Steindl-Rast, que promueve el diálogo interreligioso, plantea que el agradecimiento es el secreto de una vida más plena y de una sociedad más equitativa.

POR LUIS AUBELE / PARA CLARÍN BUENA VIDA
06/08/13

“Viví la Segunda Guerra Mundial. No teníamos nada para comer y realmente creíamos que nos íbamos a morir de hambre. Pero los humanos somos muy resistentes, podemos vivir sin comida por mucho tiempo y podemos vivir sin agua por un tiempo. Pero no podemos vivir sin encontrarle sentido a nuestras vidas. ¿Cuál es el sentido de nuestras vidas?, preguntarán. Sentido es donde tu corazón encuentra reposo”, reflexiona el monje benedictino David Steindl-Rast, de paso por Buenos Aires en su primera visita a Sudamérica.

El hermano David nació en Viena, Austria, en 1926. En la universidad de su ciudad se doctoró en Artes, Antropología y Psicología. Fue uno de los primeros cristianos católicos en participar en el diálogo budista-cristiano.

Uno de sus temas preferidos es la gratitud como condición para alcanzar la felicidad, y las dificultades para ser agradecido en el mundo actual. Desde 1953, es monje en el monasterio benedictino de Mount Saviour, en el estado de Nueva York.

“Vivimos en un mundo conflictivo, donde la brecha económica entre ricos y pobres se hace cada vez más grande. Sin embargo, esa gente que tanto tiene tampoco es feliz. ¿Por qué? Mi respuesta es que no son realmente felices teniendo tanto porque no son agradecidos. La gratitud permite tomar conciencia de los dones recibidos y esto genera felicidad. La gratitud es la llave de la felicidad. La práctica de la gratitud es el centro de mi vida espiritual. Es por eso que estoy trabajando en un sitio web que se llama www.gratefulness.org. Un sitio interactivo que busca ayudar a las personas a descubrir y cultivar la gratitud, y realizar cambios en la sociedad ”, agrega.

Durante años, el hermano David ha dividido su tiempo entre períodos de vida como ermitaño y extensas giras dando conferencias alrededor del mundo. Su público incluye desde estudiantes sin recursos del Zaire, profesores de las universidades de Harvard y Columbia, monjes budistas y participantes de retiros sufís. Miembros de comunidades New Age, incluso Boinas Verdes y participantes internacionales en conferencias de paz.

¿Es tan difícil ser agradecidos?
Es que estamos siempre apurados, una de las características de nuestra cultura, y para estar agradecidos tenemos que detenernos para poder apreciar lo que tenemos. Entonces, la primera regla es hacer durante el día pequeñas detenciones, pausas, para agradecer. La segunda es apreciar lo que está a nuestro alrededor, reconocer el regalo, y hacer algo con eso, transformarlo en algo activo. Mirar, apreciar, es algo muy importante que hay que practicar si queremos convertirnos en personas agradecidas y felices. Pero estamos tan apurados que nos cuesta tomar conciencia del apuro en que vivimos. Recibir un regalo tiene dos momentos, primero una gran alegría que llena el corazón y, después, cuando esa alegría desborda y aunque no haya nadie alrededor, expresarla riendo, cantando… La gratitud es un regalo dentro del regalo…

¿Puede explicarlo?
Cuando nos detenemos y miramos con atención, comprendemos que dentro de todo regalo hay una oportunidad. A veces, el regalo no es material: respirar, estar vivo, abrigado en un día frío, o en compañía de los seres que amamos es una oportunidad de disfrutar. Pero no tenemos certeza de que vamos a tener otro momento así. Entonces, cada regalo tiene una oportunidad particular, única, y esa oportunidad es el regalo que esta dentro del regalo.

¿Una reflexion final?
Detenernos, mirar, preguntarnos, ¡atrapar esa oportunidad! Estoy convencido que si una suficiente cantidad de personas se hicieran esta pregunta podrían cambiar el mundo.

El hermano David es autor de “La gratitud, el corazón de la oración” y de “Un corazón que escucha “. Junto con el físico Fritjof Capra, es coautor de “La pertenencia al Universo”, y con Robert Aitken Roshi,de “La tierra que compartimos” sobre las prácticas budistas y cristianas. Su obra más reciente es “Viviendo el Credo de los Apóstoles”. El hermano David es co-fundador de www.gratefulness.org, un sitio web de da apoyo a ANG*L (A Network for Grateful Living). Tiene miles de visitantes diarios, de más de 200 países.

http://www.clarin.com/buena-vida/espiritualidad/gratitud-llave-alcanzar-felicidad_0_969503426.html