Mick Jagger: Sólo 70

El cantante de los Rolling Stones es el ícono de la supervivencia en el rock ‘n’ roll.

Clarín 27.7.2013

La lengüeta de las Converse, los cordones dejando dos o tres pares de agujeritos libres. Usarlas gastadas, ver el pedazo de tela larvada cobrando un protagonismo torcido, y caminar y ver cómo se mueve la lengüeta de acá para allá logrando agitar el contenido de la boca de Mick Jagger. El flequillo beatle y las zapatillas. Es decir, el cuerpo suelto de la cabeza a los pies. Si las All Star son lo que son, si representan lo que representan, es gracias a Mick Jagger. Todo tiene que con todo: las Converse empezaron a tallar desde el básquet y Mick es hijo de un profesor de Educación Física que introdujo ese deporte en Gran Bretaña.

Jagger es el desnudo artístico más resistente de la industria rockera. La gran diferencia con Los Beatles siempre fue que los Stones tenían a Jagger y sus movimientos de viejo epiléptico que hoy -y , sí – han alcanzado categoría de baile. La cara de Mick, la que Bono elogió admitiendo que nunca había visto arrugas que quedaran tan bien, es el poema que sonríe sus 70 años. ¡Feliz cumpleaños, Mick! Una pregunta: ¿cuáles son las drogas que hacen bien? Y otra, sir Jagger: ¿cómo se pueden conjugar arrugas – de las que quedan bien – con el cuerpo de Justin Bieber?

La revista Glam’mag lo acaba de poner al tope en la lista de los de los cien tipos más atractivos del 2012. Hay dos personas en el mundo que pueden ser sexys a los 70: Jagger y Sofía Loren, que a los 72 posó para el calendario Pirelli. No es la primera vez que Mick está por encima de Rod Stewart, quien todavía continúa tratando de averiguar si creemos que es sexy.

Michel Phillip Jagger, nacido inglés un 26 de julio de 1943, fue un stone aunque pudo ser un Prat Gay cualquiera. Hizo la primaria en la Wentworth Country School, donde se hizo amigo de Keith Richards, y más adelante en su instrucción obtuvo una beca para estudiar Economía. Nunca terminó la universidad: en 1962 se interpusieron en su vida Brian Jones, Richards, Ian Stewart y Dick Taylor: los Rolling Stones. Igual, la vocación nunca lo abandonó: todas las decisiones comerciales del grupo, ¿incluida la de seguir permaneciendo?, dependen de él.

Su historia es la historia de los Stones y de las majestades satánicas – hoy se recomienda hacer menos hincapié en lo diabólico que en la pompa -. Jagger, sin embargo, nunca se conformó con su reputación de estrella de rock y en múltiples desprendimientos de su propio yo probó una irregular carrera solista, fraguó un galope actoral con más bajas que altas y del dúo que armó con David Bowie lo único que resiste el paso del tiempo son los rumores de un tórrido romance. Hace poco, Mick declaró que le hubiera gustado ser maestro y hasta dedicarse a la política. “Ser cantante de rock es algo bastante poco exigente, pero lo he aprovechado al máximo”, confesó ante la BBC. El ego fue su motor de progreso, por más que su antigua banda tal vez ahora trabaje pensando menos en la música que en el Libro Guinness.

http://www.clarin.com/espectaculos/Solo_0_963503884.html