Foco en los jóvenes excluídos y los ancianos víctimas de la “cultura del deshecho”

El papa Bergoglio habló con los periodistas en el Alitalia AZ4000: “¡Buenos días a todos ustedes! Dijeron… escuché que decían cosas un poco extrañas de ustedes: no son “santos de mi devoción” (N. de la R.: la referencia al saludo de la mexicana Valentina Alazraki, que había definido de esta manera a los periodistas). Yo estoy aquí entre leones, ni tan leones, por hoy… Pero gracias. De verdad, yo no doy entrevistas, no sé, no puedo, para mi es un poco fastidioso, pero agradezco esta compañía. Este primer viaje es justamente para encontar a los jóvenes. Pero los jóvenes no aislados de la propia vida: quisiera encontrarlos en el tejido social, en la sociedad, porque cuando aislamos a los jóvenes hacemos una injusticia: les quitamos la pertenencia”.

Luego él agregó. “Los jóvenes tienen una pertenencia, la pertenencia a una familia, a una patria, a una cultura, a una fe. ¡Tienen una pertenencia! Y no debemos aislarlos, no debemos aislarlos del resto de la sociedad. Ellos son verdaderamente el futuro de un pueblo, esto es cierto. Son el futuro. Pero no solo ellos: tienen futuro porque tienen la fuerza, son jóvenes, saldrán adelante”.

“Pero también en el otro extremo de la vida, los ancianos, son el futuro de un pueblo, porque un pueblo tiene un futuro si sigue adelante con ambas fuerzas: con los jóvenes, con la fuerza porque lo sacan adelante; y con los ancianos, porque dan la sabiduría de la vida. Yo, muchas veces creo que hacemos una injusticia con los ancianos, los dejamos a un lado como si no tuvieran nada que darnos, mientras ellos tienen la sabiduría, la sabiduría de la vida, la sabiduría de la historia, la sabiduría de la patria, la sabiduría de la familia. Y nosotros necesitamos esto”, dijo el papa Francisco.

Urgente24
22.7.2013

“Por esto yo digo que voy a encontrar a los jóvenes, pero en su tejido social, principalmente con los ancianos. Es verdad que la crisis mundial trata mal a los jóvenes. Leí la semana pasada los porcentajes de los jóvenes sin trabajo. Piensen que corremos el riesgo de tener una generación que nunca habrá tenido trabajo: del trabajo viene la dignidad de la persona, ganarse el pan”, agregó Jorge Bergoglio.

“Los jóvenes en este momento están en crisis, y un poco todos nosotros estamos acostumbrados a esta cultura del deshecho; con los ancianos hacemos lo mismo, y es una injusticia porque los dejamos aparte, como si ya no tuvieran nada que darnos. Debemos cortar con esta costumbre del “deshechar”. No. Cultura de la inclusión, cultura del encuentro. Debemos hacer un esfuerzo para incluir a todos en la sociedad. Este es un poco el sentido que quiero dar a esta visita a los jóvenes. A los jóvenes en la sociedad. Les agradezco mucho, queridos “santos no de mi devoción”, y tampoco tan leones…”, explicó a los periodistas que lo escuchaban atentamente.

“Les agradezco y les pido que me ayuden. Les pido que colaboren en este viaje por el bien, por el bien de los jóvenes y de los ancianos” (Una alianza entre el Papa y los periodistas que no es una novedad, como recordó el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, pues la “había propuesto Juan Pablo II”).

De camino a Brasil, el Papa reclamó la atención de los periodistas presentes hacia quienes, por jóvenes o por viejos, por culpa de la crisis internacional o por egoísmo de un presente que no mira al futuro ni se acuerda del pasado, “se están quedando en la cuneta. Este primer viaje es para encontrar a los jóvenes, pero en el tejido social, no aislados de la vida. Cuando aislamos a los jóvenes cometemos una injusticia. Les quitamos la pertenencia: a una familia, a una patria, a una cultura, a una fe… No debemos aislarlos de la sociedad. Ellos son el futuro de un pueblo pero no solo ellos. Ellos son el futuro porque tienen la fuerza, son jóvenes, van hacia adelante. Pero en el otro extremo de la vida, los ancianos son también el futuro de un pueblo. Pienso muchas veces que estamos cometiendo una injusticia con los ancianos. Y por eso os digo que voy a Río a encontrar a los jóvenes, pero en su tejido social, principalmente al lado de los ancianos”, fue el párrafo que precisó el problema.

http://www.urgente24.com/216759-foco-en-los-jovenes-excluidos-y-los-ancianos-victimas-de-la-cultura-del-deshecho