No todo es Alzheimer en materia de demencia

Por: Celina Abud

¿Sabía que ciertas demencias pueden ser causadas por el propio cuerpo al combatir un cáncer? ¿Y que esta enfermedad es capaz de generar desórdenes psicológicos como el trastorno bipolar a edades tardías? ¿ Conocía usted que existen pistas en el cuerpo que podrían predecir qué personas sanas van a desarrollar Alzheimer? Estas líneas de investigación fueron compartidas por expertos de la Clínica Mayo, EEUU, invitados a un simposio realizado en el Instituto Fleni, del barrio de Belgrano.

docsalud.com
8-5-2013

• Demencias autoinmunes, un campo nuevo
Una de las temáticas abordadas por el argentino Daniel Drubach, Profesor en Neurología y Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Clínica Mayo de Rochester, fue el de las demencias autoinmunes, “que se producen por nuestras propias defensas, cuando el cuerpo termina por atacarse a sí mismo mientras que el original era el de combatir una enfermedad”.
“Al aparecer un cáncer de colon, pulmón u ovario, se produce una reacción para matar al tumor, pero esos mismos anticuerpos atacan al cerebro. En muchos casos en que la protuberancia no se encuentra, se piensa que ocurre porque las defensas lograron controlarla, pero al ser muy fuertes, producen las lesiones que derivan en demencia”, indicó el experto para luego agregar que patologías como el lupus pueden generar este problema.
Drubach se especializa en la línea de investigación de las demencias autoinmunes, que en sus palabras “es un campo muy nuevo del que poco se sabe todavía” y “todos los años hay anticuerpos nuevos que se identifican”. La Clínica Mayo, uno de los centros que más conoce sobre el tema a nivel mundial, concluyó que existen algunas de estas demencias que son “muy agresivas y otras más leves que progresan lentamente”.
Otra particularidad son sus síntomas, por ejemplo “enfermedades bipolares que aparecen a los 50 años, cuando habitualmente se manifiestan a los 25”, indicó Durbach para luego agregar que los casos más serios pueden presentarse con convulsiones o síntomas neurológicos.
Lo más esperanzador de estas demencias es que son tratables con inmunosupresores como esteroides, inmunoglobulina, y otras drogas, por lo que Drubach enfantizó en la importancia de una detección temprana y un tratamiento oportuno y así evitar que empeoren hasta volverse irreversibles.
• Demencia frontotemporal, variantes y desafíos
Esta enfermedad, que no es del tipo Alzheimer, tiene varias maneras de presentarse. Una es con trastornos del lenguaje. Otra es la variante conductual que se manifiesta con trastornos del comportamiento y cambios de la personalidad.
“Esta variante conductual, como casi todas las demencias, carece de un tratamiento efectivo, por lo cual es una enfermedad muy triste. Además es un desafío para la familia, ya que se tiene la sensación de estar viviendo con otra persona y, al presentarse a vecescon agresividad, es más difícil institucionalizar al paciente”, especificó Drubach.
Esta patología puede aparecer a partir de los 20 años y en diversas ocasiones está asociada a comportamientos obsesivos o violentos. Por otra parte, el paciente se vuelve abúlico y no desarrolla actividades. Si bien algunos de los síntomas pueden tratarse con psicofármacos, “los medicamentos existentes no resultan efectivos, por lo que esta demencia representa un desafío para la investigación”, concluyó.
• Formas atípicas de Alzheimer
La más común es cuando la persona muestra un deterioro en su memoria. Pero existen otras manifestaciones más atípicas, en las que el paciente presenta dificultades en el lenguaje, a la que se le llama afasia primaria progresiva o en la visión, cuyo nombre es atrofia posterior vertical.
El doctor David Knopman, miembro del Centro de Investigación en Alzheimer de la Clínica Mayo, indicó que los biomarcadores que identifican la presencia de la demencia “son los mismos en ambas variantes”, pero especificó que “los síntomas se asocian con la locación anatómica de las lesiones cerebrales” características de este mal.
• Claves para identificar a pacientes futuros
Knopman, quien tiene en su haber más de 200 trabajos publicados sobre los estadios pre-clínicos de la enfermedad de Alzheimer, indicó que en la Clínica Mayo se está investigando “a personas cognitivamente normales que no manifiestan la demencia, pero a las que se le hallaron biomarcadores en el cuerpo que podrían predecir su aparición”.
En sus palabras, identificar a los posibles futuros pacientes no tiene hoy un uso inmediato, pero sí abre líneas de investigación para nuevos tratamientos y hasta incluso, una vacun

http://www.docsalud.com/articulo/4635/no-todo-es-alzheimer-en-materia-de-demencia