Julieta Oddone, las imágenes colectivas de la vejez

Por Raquel San Martin | LA NACION
Domingo 07 de abril de 2013

“La palabra «viejo» no es peyorativa. La usamos a propósito: utilizar eufemismos no resuelve el problema de la marginación de la vejez”, dice Julieta Oddone, que ha hecho del envejecimiento su objeto de estudio, un tema que hoy no sólo toca a las personas individualmente, sino a muchas sociedades que ven envejecer rápidamente sus pirámides de población. Ahora mismo Oddone trabaja analizando el “envejecimiento laboral”, heredero de los despidos anticipados en los 90; participa en un proyecto sobre el curso de la vida con las universidades de Luján y de Ginebra, y da forma a un estudio sobre las imágenes de la vejez que se han transmitido a los niños desde 1880.”Trabajo con textos escolares de esas épocas, detectando mitos, prejuicios y estereotipos sobre la vejez”, cuenta Oddone, que es investigadora del Conicet, y adelanta un hallazgo: “Hoy aparecen en los textos escolares lecturas de igual significación que en 1880, cuando se hablaba del valor de la trascendencia de la vejez y el intercambio entre generaciones”, dice.

En efecto, entre 1880 y 1940, los libros de lectura representaban a los viejos como personas lúcidas que transmitían a los niños los valores fundamentales de la sociedad. Entre 1940 y 1960, se mantiene esa función, pero la palabra “viejo” se vuelve peyorativa y se reemplaza por “anciano”. Entre 1960 y 1997, “los viejos desaparecen de los libros. De un rol social pasan a un rol familiar de abuelos, con una imagen deficitaria”. Desde 1997, en las lecturas reaparecen los viejos, que ahora pueden dar consejos a los chicos. “Hay familias diversas y ensambladas, y los abuelos ayudan en esas situaciones. Hay viejos jóvenes y viejos viejos, y aparecen los bisabuelos. Esto se vincula con el envejecimiento de las poblaciones y con la inversión de varios países para elevar la expectativa de vida”, analiza.

http://www.lanacion.com.ar/1569893-julieta-oddone-las-imagenes-colectivas-de-la-vejez