Mitos sobre Parkinson: cómo afectan a los pacientes

Los mitos y falsas creencias sobre la enfermedad del Parkinson entorpecen los tratamientos y por ende impactan negativamente en la calidad de vida de los pacientes, informaron especialistas del Hospital de Clínicas de Buenos Aires.
Entre los más conocidos circulan los que describen al Parkinson como “una enfermedad mortal”, una “cosa de gente grande” o el producto de “una desgracia” o de “los nervios”.

docsalud.com
25-3-2013

“Los mitos y falsas creencias sobre la enfermedad impactan en la calidad de vida de los pacientes. Ni es `un misterio`, ni es `un castigo`, `ni es mortal`. Eso no quiere decir que tenga cura. No la tiene por ahora”, señaló Federico Micheli, jefe del Servicio de Neurología del hospital escuela, durante la presentación del Programa de Parkinson 2013.
Es más, según Micheli, la posibilidad de llevar una “buena vida” es alta sobre todo “si el tratamiento se inicia en las primeras instancias de la enfermedad”, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) incide anualmente con 18 nuevos casos por cada 100 mil habitantes.
“El tratamiento tiene sentido solo si se trabaja en forma interdisciplinaria, lo que contrarresta la carga inicial que recibe el paciente cuando le damos un diagnóstico de Parkinson”, dijo el jefe de Neurología y director del programa del Clínicas.
Para la responsable del área Calidad de Vida del Programa de Parkinson del hospital, la socióloga Cristina Pecci, “cuando un paciente recibe el diagnóstico de Parkinson se predispone a creer que `por algo le ocurrió`”.
“Busca una explicación: que contrajo la enfermedad por estrés, por problemas familiares, por `la mala sangre` que se hizo en algún momento de su vida, o como consecuencia de una infección `mal curada`, entre otras causas. Falso”, remarcó Pecci.
La especialista descartó todos estos mensajes “que sólo impactan negativamente en el paciente y que además no son ciertos”. Cualquier persona puede tener Parkinson, lo que nada tiene que ver “ni con conductas o hábitos pasados, ni con características de la personalidad, u otros problemas de salud”, explicó.
“Ni siquiera es una afección sólo de los adultos mayores. El 20% de los que tienen la enfermedad son menores de 40 años, si bien el factor de riesgo más importante que tiene la afección es la edad”, acotó Micheli, el Jefe del Servicio.
El Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que causa con el tiempo una discapacidad progresiva, por la destrucción de un grupo de neuronas por causas desconocidas.
La concepción de trabajo del área Calidad de Vida del hospital desarrolló talleres de la voz, pilates, tango, entre otros espacios en los que la premisa es “que cada persona potencie sus propios recursos” y dar información certera para que el paciente no se deje llevar por mitos y creencias que además de falsos son muy dañinos.
“Algunos creen que se enfermaron `por haber bebido de más`, o por `no haber cuidado el cuerpo de joven`”, dijo Pecci, para luego agregar que “sumado a este sentimiento de culpa, sufren por el estigma que trae mostrarse con trastornos motores o temblores”.
“El paciente tiene que comprender quea cualquiera le puede pasar y que además es una persona con una serie de otros aspectos saludables”, agregó la especialista
Otros de los mitos es creer que no hay tratamiento para el Parkinson. “Que no tenga cura (por ahora) no significa que no se pueda tratar. Es más, gracias a la terapéutica disponible al momento los pacientes pueden tener una buena calidad de vida”, dijo la coordinadora del área hospitalaria.
“De no creer en que la enfermedad se puede tratar, se pasa a creer que con células madres se cura. Si bien se están haciendo estudios con esta técnica, no está científicamente comprobado que esto sea así”, aclaró Micheli.
Para el especialista, hay que tener en claro que “si bien el Parkinson aún no tiene cura, se puede tratar y lograr una mejora considerable en la calidad de vida”.
La noticia cada vez cobra más sentido teniendo en cuenta que el aumento de la expectativa de vida. El tema es cómo vivir más y mejor ya que se calcula que de la población actual solo el 10% llegará a los 100 años; en 2050, llegará a los 100 el 40%; y en 2060, el 60%.

http://www.docsalud.com/articulo/4494/mitos-sobre-parkinson-cómo-afectan-a-los-pacientes