Enfermar, un desafío económico y emocional

El 61% no se siente preparado para afrontar una discapacidad

La Nación
Martes 12 de marzo de 2013

Quienes recibieron un diagnóstico de una enfermedad crónica conocen el impacto emocional que produce y los desafíos económicos que van surgiendo. En la encuesta de la consultora Ipsos-Mora y Araujo, el 61% de los participantes no piensa que esté preparado económicamente para afrontar una enfermedad, mientras que el 54% no podría hacerlo anímicamente.

“La gente nunca está preparada emocional y económicamente para hacer frente a una enfermedad crónica o grave. Hoy, es imposible”, dijo la doctora Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

Por eso, consideró importante difundir el alcance de la cobertura que el Estado, las obras sociales y las prepagas están obligados a brindar en esos casos, como un tratamiento oncológico o de la infección por VIH/sida.

La mayoría (46%) de los encuestados trabaja en relación de dependencia. En ese grupo, el 37% cree que está preparado económicamente para sobrellevar una enfermedad y un poco más, el 43%, lo está anímicamente. Entre los trabajadores independientes, las proporciones son, respectivamente, del 32 y el 42 por ciento. Algo más de la mitad de este grupo (55%) asume que si no pudiera trabajar por un accidente o una enfermedad, necesitaría la ayuda económica de familiares y amigos.

Como es de esperar, son los jubilados y los desocupados los que menos preparados económicamente se sienten para sobrellevar una enfermedad. Sin embargo, los jubilados son los que más capacidad emocional tienen de afrontarla. Así lo manifiesta el 54% de los encuestados.

Esa capacidad aumenta en tándem con la edad. Pero los más jóvenes, los de entre 18 y 29 años, son los que dicen no estar “nada preparados” para hacer frente a una enfermedad. Apenas 13 participantes son los que optaron por “no sabe, no contesta”..

http://www.lanacion.com.ar/1562267-enfermar-un-desafio-economico-y-emocional