Uno de cada diez porteños tiene una discapacidad

Uno de cada 10 habitantes de la Capital posee una discapacidad. Las dificultades físicas permanentes son más habituales en las mujeres, en los mayores de 50 años y en la población que habita en la zona sur.

Por Angeles Castro | LA NACION
Lunes 25 de febrero de 2013

Los datos surgen de la Encuesta Anual de Hogares (EAH) que realiza la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad. El estudio también concluye que en uno de cada cinco hogares porteños hay al menos un miembro con discapacidad y que el trastorno corporal más común es el motor.

La subdirectora del área, Nora Zuloaga, explicó a LA NACION que el 9,9% de los vecinos de Buenos Aires (302.800 personas) padece una “dificultad de largo plazo”, clasificación consagrada por las Naciones Unidas que evidencia la existencia de una discapacidad en interacción con los obstáculos del contexto.

Esa proporción varía de acuerdo con el sexo, la edad y el lugar de residencia de la población.

Según la EAH 2011, entre la población con dificultades de largo plazo predominan las mujeres, entre quienes la prevalencia de las discapacidades crece al 11,7%, mientras que entre los varones cae al 7,8%.

A partir de los 40 años, y en especial a partir de los 65, la proporción resulta mucho mayor para las mujeres que para los hombres, hasta alcanzar una diferencia de 10 puntos porcentuales desde los 80 años.

Como ciertos trastornos físicos son más frecuentes con el paso del tiempo, hay muchos más ciudadanos con discapacidad de largo plazo entre los adultos y los adultos mayores.

Entre los niños y los jóvenes, sólo uno de cada 25 posee una dificultad física permanente. La proporción aumenta entre la población de más edad: entre los 65 y los 79 años es de 26,2%, y a partir de los 80, del 47,7 por ciento.

Junto con la edad, la ubicación geográfica es otro factor que parece incidir en el sufrimiento de una discapacidad de largo plazo, probablemente por la mayor exposición a padecer accidentes y por la falta de acceso al sistema sanitario que podría corregirla.

En la zona sur (comunas 4, 8, 9 y 10) tiene un trastorno físico de largo plazo el 12,1% de los vecinos, valor que supera en dos puntos la prevalencia promedio de la ciudad (9,9%), mientras que la zona norte (comunas 2, 13 y 14) se encuentra dos puntos por debajo.

La diferencia se refleja en la cantidad de hogares con algún integrante discapacitado, que en promedio es de uno de cada cinco (21,3%). Según la EAH 2011, en los hogares de la zona sur el porcentaje crece hasta el 30%; como contrapartida, en la zona norte cae a 15,8 por ciento.

El trabajo de la Dirección General de Estadística y Censos porteña también revela que la dificultad de largo plazo más habitual es la motora sola (57,3% de la población con alguna discapacidad). El dato no puede pasar inadvertido en una ciudad donde la ausencia de rampas de ascenso y descenso en las veredas, y la gran cantidad de aceras y calzadas rotas obstaculizan la vida cotidiana de quienes se movilizan en sillas de ruedas, con bastones o muletas, o con algún tipo de complicación en su andar.

Entre los hombres, los trastornos de largo plazo auditivos figuran en segundo lugar y los visuales, terceros. Entre las mujeres, la relación se invierte: la dificultad visual aparece en segundo término y la auditiva, en el tercer renglón.

En el mismo sentido, el porcentaje de varones con discapacidad mental o intelectual duplica al registrado entre mujeres: 9,9% contra 4,8%.

RADIOGRAFÍA DE LAS DIFICULTADES

La influencia del sexo y de la situación sociogeográfica

9.9%
Tasa de prevalencia
Diez de cada 100 porteños tienen una dificultad de largo plazo. En el Sur la cantidad trepa al 12,1% y en el Norte baja dos puntos. También es mayor entre las mujeres (11,7%) que entre los varones
21,3%
Hogares afectados
En uno de cada cinco hogares porteños hay al menos una persona con discapacidad. En el Sur, el porcentaje crece

http://www.lanacion.com.ar/1557652-uno-de-cada-diez-portenos-tiene-una-discapacidad