Hora de moverse

En la Argentina, casi el 60 por ciento de la población lleva una vida sedentaria. Especialistas alertan sobre los peligros de no realizar actividad física. Consejos para no quedarnos quietos

La Nación
Domingo 16 de diciembre de 2012

La inactividad física es contagiosa”, asegura sin titubear el doctor Sebastián Laspiur, director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación. Una de cada 10 muertes que ocurren en el mundo es causada por el estilo de vida sedentario. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es la cuarta causa de muerte por enfermedades no transmisibles en todo el mundo. En la Argentina, casi el 60 por ciento de la población lleva una vida sedentaria. Seis de cada diez argentinos no hacen el mínimo necesario de actividad física (por lo menos 30 minutos diarios, ver aparte).

¿Qué es el sedentarismo? Una forma de vida caracterizada por la ausencia de actividad física o la tendencia a la falta de movimiento. Según el Manual Director de Actividad Física y Salud publicado por el Ministerio de Salud, “una persona sedentaria es aquella que está sentada. En esta situación la actividad músculo esquelético es muy baja y uno se encontraría muy cerca de la inactividad física (el que no realiza ningún tipo de actividad)”.

Los tiempos han cambiado, nos movemos menos e incorporamos a nuestra dieta muchos alimentos procesados, por lo que los especialistas se animan a decir que comemos mal. Esta mala combinación se transforma en un factor de riesgo tan letal como el tabaquismo, la hipertensión y el colesterol elevado.

“Que el sedentarismo entre en el grupo de enfermedades no transmisibles no es afortunado, porque la inactividad física se transmite, se contagia -sostiene Laspiur-. Los cambios culturales tienen una gran influencia en el entorno físico y social. Los avances tecnológicos y la creciente urbanización hacen que la gente se mueva menos, trabaje y se entretenga de forma menos activa.”

La última Encuesta de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación arrojó que el sedentarismo en nuestro país trepó del 46,2 al 64,9 por ciento entre 2005 y 2009. La OMS destaca que la inactividad física contribuye a provocar más de tres millones de muertes evitables cada año (6% de defunciones a nivel mundial). Sólo la superan la hipertensión (13%), el consumo de tabaco (9%) y el exceso de glucosa en la sangre (6%). Se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente 21-25% de los cánceres de mama y de colon, 27% de la diabetes y aproximadamente un 30% de las cardiopatías isquemias.

“De no producirse un cambio de hábitos en la comunidad se prevé que para 2016 el 64,8 % de los argentinos será inactivo -alerta la doctora Marina Kosacoff, subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud-. Ahora se sabe que el ejercicio es fundamental para la prevención de enfermedades, por lo que es necesario que los especialistas estén preparados. La prescripción médica de la actividad es una buena forma de prevenir.”

La clave está en incorporar el concepto de vida activa. “Introduciendo el movimiento en las actividades cotidianas -agrega Héctor Gatto, director general de la Dirección General de Desarrollo Saludable del gobierno porteño-. Bajar una parada antes del colectivo o del subte es una buena manera de agregar movimiento. O, por qué no, subir las escaleras en vez de usar el ascensor, sacar a pasear el perro. En algunos países recién se habilita el ascensor en el tercer piso. Son pequeños detalles que pueden cambiar tu vida.”

Desde el gobierno de la ciudad se intenta que los espacios sean más amigables para facilitar el movimiento y promover así hábitos saludables. “Debemos tomar verdadera conciencia de que lo que está en juego es nuestra salud y nuestra calidad de vida -reflexiona María Eugenia Vidal, vicejefa de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y responsable de la Dirección General de Desarrollo Saludable-. Con hacer algunas modificaciones en nuestra alimentación y costumbres podemos ver grandes cambios y sentirnos mejor. Es importante concientizar, informar y poner a disposición herramientas cerca de la gente.” (Ver estaciones saludables.)

POR EL CAMBIO

Hay quienes insisten en que el concepto de actividad física debe ser redefinido. “No por nada hoy hablamos de la necesidad de que el ejercicio se prescriba como un medicamento -analiza María Ana Angeleri de Schwartz, bioquímica, licenciada en Nutrición y directora ejecutiva de Fundación Educacional-. Una costumbre necesaria de incorporar en la vida diaria, sobre todo desde la niñez.”

Se sabe que la infancia es una etapa donde no sólo vamos formando nuestra personalidad, sino donde también incorporamos hábitos y, tal como destaca Cecilia Veleda, codirectora del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la equidad y el crecimiento (Cippec), es necesario forjar una placentera relación con la actividad física para que nunca sea abandonada. “En una era en la que se habla de sedentarismo y de epidemia de obesidad infantil (uno de cada cuatro chicos de entre 5 y 12 años en la Argentina padece sobrepeso y obesidad) urge replantearse el lugar que ocupa la actividad física, porque no sólo hablamos de beneficios corporales, sino de la importancia que tiene en el desarrollo intelectual, en la autoestima y en la integración social. Hoy, muchos de estos chicos sólo hacen ejercicios en el ámbito escolar y la actividad que se ofrece en la escuela no es suficiente.”

Es frecuente que los chicos y los adolescentes se refieran a la clase de educación física con el clásico hora libre. En muchas escuelas del país, sólo se la ve como una disciplina recreativa que consiste únicamente en soltar una pelota. “Es un llamado de atención -sostiene Sebastián Laspiur-. Nosotros sabemos que para llevar adelante este cambio cultural es necesario un trabajo en red con diferentes ministerios. Urge priorizar la actividad física y transformar al docente en un promotor de la salud.”

Como en otros aspectos de las condiciones de la vida, los sectores más desfavorables de la sociedad tienen menos oportunidades (recursos, tiempo, espacio y estímulo) para realizar ejercicio físico sistemáticamente. Por este motivo, el informe realizado por el Cippec con el apoyo de Coca-Cola, Políticas de promoción de la actividad física y deportiva, destaca que el acceso de todos los niños y jóvenes a la práctica física en general es “un derecho que debe ser garantizado por el Estado”.

El recreo en la escuela es otro espacio para incrementar la movilidad en los chicos, un tiempo que no debe desaprovecharse para estimular diversas actividades que supongan un importante gasto energético. Según el estudio Patrones de actividad física en niños de 11-12 años de escuelas de Buenos Aires, realizado por el Centro de Estudios de Nutrición Infantil (Cesni) con el apoyo de Coca-Cola para sus programas Dale juguemos, Copa Coca-Cola y Baila Fanta, existe una oportunidad para incrementar la movilidad en la escuela, ya que es allí donde se realiza la mayor cantidad de ejercicio. “Los recreos escolares y las clases de educación física representan tan sólo la mitad de la actividad física-moderada-vigorosa de los 60 minutos diarios recomendados a chicos de 5 a 17 años”, dice el informe, que a su vez sugiere reorganizar los recreos, modificar los objetivos de las clases de educación física y aumentar los estímulos de movilidad.

Con el programa Mi escuela saludable, el gobierno porteño intenta prevenir, revertir y disminuir el avance del sobrepeso, obesidad y otras enfermedades. Se trabaja articuladamente con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, en la promoción y educación para la salud individual de los alumnos, su familia y la comunidad educativa.

Para la OMS, la obesidad infantil es uno de los retos más importantes de la salud pública del siglo XXI. Se estima que 43 millones de niños en edad preescolar (menores de 5 años) tenían sobrepeso o eran obesos en 2010, lo que supuso un aumento del 60% desde 1990. Estos datos alertaron al mundo. No es casualidad que la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, haya tomado como lema el combatir la inactividad física y la epidemia de la obesidad infantil a través del programa Let’s move.

Una alimentación saludable es un pilar fundamental. “A diferencia de los adultos, los niños no eligen los alimentos que consumen, salvo si se le dan opciones”, analiza María Ana Angeleri de Schwartz. Al igual que los hábitos, las preferencias alimentarias se establecen en las etapas más tempranas. “La escuela es un lugar de privilegio para reforzar conductas relacionadas con la alimentación y el movimiento.”

Volver a lo natural es lo que proponen la mayoría de los nutricionistas, entre los que se incluye la licenciada Florencia Flax Marcó, gerente operativa de Desarrollo de Políticas Alimentarias y Nutricionales del gobierno porteño. “Hay que revalorizar lo saludable desde un lugar más amplio. No hablamos de light ni de diet, sino de la prevención de enfermedades -puntualiza Marcó-. Los primeros cuatro años son clave para marcar las costumbres de un chico, tanto en exceso como en el déficit. Nuestro cuerpo está programado para gastar tres veces más de la energía que usamos hoy. Dada esta situación, y si no se revierte está conducta de sedentarismo y mala alimentación, los chicos van camino a convertirse en adultos obesos.”

Sólo el 4,8% de los argentinos consume las cinco porciones diarias de frutas y verduras que recomienda la Organización Mundial de la Salud. “Debemos facilitar los accesos -cuenta Laspiur-. Una opción son los quioscos saludables en las escuelas y brindarles los elementos necesarios para elegir los alimentos. Podemos comer frutas y también papas fritas, lo importante es incorporar la fruta y la verdura.”

“Es un marketing desigual -agrega Marina Kosacoff-. Resulta difícil que un producto natural compita con los industrializados. Seamos realistas, las conductas no se toman de lo que dice el médico, sino a través de diferentes canales, entre ellos la publicidad, que tiene una influencia muy grande en los comportamientos sociales.”

Tomar conciencia de los peligros de la inactividad y de los beneficios de la actividad física son claves para cambiar un futuro obeso y sedentario que Pixar retrató con una mirada ácida en Wall-E. Allí el ser humano del siglo XXVIII come y se entretiene a través de una pantalla conectada a su sillón-vehículo. Los músculos de estos hombres y mujeres quedaron atrofiados tras generaciones de sedentarismo. Es hora de moverse.

LOS CINCO COLORES DE LA ALIMENTACION

Foto: Alma Larroca
Los colores claves son, según los nutricionistas, el rojo, presente por ejemplo en carnes y frutas; amarillo, en los cereales; verde, en verduras de hoja; azul, como símbolo de lácteos, y naranja, en huevo, nueces, hortalizas y frutos.
RECOMENDACIONES

Adultos Por lo menos 30 minutos de actividad física diaria, de intensidad moderada, en forma continua o acumulada.
Niños y jóvenes en edad escolar (de 5 a 17 años): se recomienda 60 minutos diarios de actividad física y una carga horaria en las escuelas de 150 minutos semanales.
Para prevenir el aumento de peso en el contexto de la sociedad moderna pueden requerirse 60 minutos diarios de ejercicios.
Para reducir el peso pueden requerirse acumular 90 minutos diarios de actividad física.
OPCIONES

Bajarse del colectivo, tren o subte una parada antes de llegar a destino y caminar.
Pasear al perro, jugar al aire libre.
Jugar en el recreo.
Hacer pausas activas en el lugar de trabajo.
Estacionar un poco más lejos de la entrada.
Si la ciudad está preparada, elegir la bicicleta para trasladarse.
Utilizar las escaleras en lugar del ascensor.
Utilizar una pelota antiestrés para mover las manos.
Si estás sentado mucho tiempo, cambiar de postura cada 20 minutos.
Mantener reuniones con colegas de trabajo de pie.
Levantarse y caminar mientras se habla por teléfono.
Caminar durante la hora de almuerzo.
ESTACIONES SALUDABLES

Son puntos de prevención y promoción de la salud donde se realizan controles básicos. Las estaciones se encuentran distribuidas en plazas y espacios públicos estratégicos y se puede acceder gratuitamente..

http://www.lanacion.com.ar/1537468-hora-de-moverse