Hay 120.000 argentinos que ignoran que tienen una peligrosa dilatación aórtica

El aneurisma aórtico abdominal no da síntomas hasta que se rompe; afecta a seis hombres por cada mujer; esta semana, campaña de ecografías gratuitas en el Clínicas

Por Fabiola Czubaj | LA NACION
Jueves 22 de noviembre de 2012

El equipo de cirugía vascular del Hospital de Clínicas está dedicando esta semana a realizarles ecografías abdominales gratuitas a los hombres mayores de 60 años.

Ocurre que se estima que hay unos 120.000 argentinos que ignoran si tienen una dilatación en las paredes de la principal arteria del cuerpo, la aorta, que produce síntomas sólo cuando se rompe y provoca una hemorragia que puede ser súbitamente fatal.

La evaluación preventiva, que está recomendada a partir de los 60 años y no suele cumplirse, permite detectar el aneurisma de aorta abdominal con tiempo suficiente para repararlo con una prótesis que se introduce con ayuda de un catéter a través de una incisión en la ingle. Este tipo de aneurisma es el que motiva el 90% de todos los procedimientos aórticos con balón.

Esa malla impide que la lesión siga creciendo y se rompa. Si eso ocurre, en la hemorragia se pueden perder hasta dos de los cinco litros de sangre que tiene el cuerpo.

“Cada año se rompen unos 1000 aneurismas de aorta abdominal de los 120.000 sin detectar en la población, ya sea porque no se hacen el estudio de control o porque falta un programa de deteccción en la Argentina”, dijo a LA NACION el doctor Ricardo La Mura, jefe de la División de Cirugía Vascular del Hospital de Clínicas.

Se sabe que cinco de cada 100 hombres de entre 60 y 80 años pueden padecer esta enfermedad degenerativa de la capa media de la pared de la aorta. Eso ocurre porque una enzima (una colagenasa) degrada las fibras elásticas que permiten que la pared se dilate y se contraiga normalmente. La consecuencia es que el tejido se va dilatando.

“No sabemos exactamente qué desencadena ese proceso -indicó La Mura-. Pero sí sabemos que está muy relacionado con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el consumo de cigarrillos y, también, la herencia.”

Los antecedentes familiares de este trastorno vascular producen más del 20% de los casos.

El tratamiento por la técnica endovascular tiene más ventajas que la cirugía “abierta” tradicional: la recuperación es más rápida (la internación es de un día, por ejemplo) y la mortalidad es menor.

“Cuando se rompe el aneurisma, la persona se puede morir súbitamente. Pero los que pueden llegar a un hospital y son operados de urgencia tienen una mortalidad del 40 por ciento. Si esto no cambió si se comparan las décadas del 80, del 90 y la actualidad es porque falla la detección temprana”, subrayó La Mura.

En cambio, cuando se detecta un aneurisma en un control preventivo y se corrige con una endoprótesis, la mortalidad disminuye al 1 por ciento. Sólo uno de cada diez aneurismas rotos se puede tratar con una endoprótesis.

La rotura de estos aneurismas produce dolor abdominal muy intenso con una caída de la presión. “Si se abren hacia la cavidad abdominal y la perforación es grande, la muerte será súbita -precisó el especialista-. Si la rotura es hacia la columna y está contenida por la grasa corporal, también produce dolor, pero da tiempo a que el paciente llegue a un hospital y que lo operen.”

EL VALOR DE LA PESQUISA

La pesquisa o control preventivo de una población sana, como son la colonoscopia o la mamografía, puede tener sus beneficios (la detección de enfermedad a tiempo para tratarla con buen pronóstico) y sus riesgos (un falso positivo, que obliga a hacer más estudios invasivos o iniciar tratamientos innecesarios).

La pesquisa del aneurisma de aorta abdominal, el más común de los aneurismas, se realiza con una simple ecografía abdominal, sin preparación previa del paciente. El equipo del Clínicas explica que si el diámetro de la aorta a los 60 años es de 2,5 cm, la persona no tendrá que volver a controlarse.

Cuatro estudios internacionales, y que los especialistas citan como referencia, compararon los riesgos y los beneficios de la detección temprana versus la no detección del aneurisma aórtico abdominal. Todos coincidieron en distintas poblaciones que la pesquisa reduce un 50% la mortalidad.

En las tres campañas de detección previas de la División Cirugía Vascular del Clínicas, los médicos hicieron más de 1800 ecografías abdominales y detectaron casi un 6% de aneurismas aórticos. Operaron a los pacientes que tenían un diámetro arterial de 5,5 cm o más (la indicación para colocar una endoprótesis) e iniciaron un seguimiento clínico de los que tenían una aorta de entre 2,5 y 5,5 cm de diámetro.

“Si el seguimiento revela un crecimiento del diámetro de 1 o 2 mm por año, se continúa con la vigilancia hasta el diámetro en el que se indica cirugía -explicó La Mura-. Si se detecta más de 1 cm de crecimiento por año, entonces hay que colocar una endoprótesis.”

En esta cuarta campaña, que se realiza esta semana, de 8 a 13, en el entrepiso del hospital universitario (entrada por Paraguay 2250, Capital Federal), los médicos contarán con seis ecógrafos que cedió la empresa Philips y esperan recibir a una gran cantidad de hombres de más de 60 años interesados en realizarse el estudio. No se necesita preparación previa alguna y el equipo médico promete que quienes se acerquen podrán conocer los resultados en pocos minutos..

http://www.lanacion.com.ar/1529023-hay-120000-argentinos-que-ignoran-que-tienen-una-peligrosa-dilatacion-aortica