La osteoporosis también es cosa de hombres

Según International Osteoporosis Foundation se estima que en el mundo se produce una fractura por esta causa cada 3 segundos y que luego de los 50 años una de cada dos mujeres y uno de cada cinco hombres sufrirán una lesión de este tipo.

docsalud.com
18-10-2012

Uno de los problemas es que la enfermedad no tiene síntomas y eso hace que, en muchos casos, se detecte en forma tardía, luego de fisuras y accidentes. Por otro lado, los varones no suelen conocer que, si bien es más frecuente en las mujeres, ellos también tienen riesgo de padecerla, por lo que deben adoptar distintas medidas para prevenir su aparición y detectarla temprano.
La osteoporosis provoca la fragilidad de los huesos y el riesgo de fracturas; además, cuando éstas ocurren en la columna o en las caderas suelen traer otras complicaciones asociadas al requerimiento de reposo o cirugías. Esto incrementa la necesidad de hospitalización, pérdida de independencia e, incluso, la mortalidad.
Por qué se produce
Los huesos son tejido duros pero dinámicos. Esto significa que en ellos suceden muchas funciones metabólico-hormonales que les confieren propiedades únicas dentro del organismo. Su debilidad se produce por varios factores que alteran tanto la calidad como la cantidad como la resistencia del tejido óseo. Esto cobra aun más relevancia en los huesos de las caderas y en las vértebras de la columna, donde las fracturas y los aplastamientos pueden cambiar la calidad de vida de una persona, entre otras cosas, por el dolor crónico que generan.
Es interesante conocer que la osteoporosis del envejecimiento tiene otros factores asociados además de la edad, tales como la disminución de la vitamina D por poca exposición solar, un bajo consumo de alimentos ricos en calcio o la menor absorción intestinal de nutrientes por la edad. Del mismo modo inciden el sedentarismo o la reducción de la actividad física de los adultos mayores, así como la menor secreción de hormonas necesarias para mantener fortalecidos a los huesos.
Factores de riesgo en varones
En primer lugar, la edad. Si bien las fracturas son más frecuentes en la mujer porque la curva de descenso de hormonas masculinas (andrógenos) es más lenta, a los 70 años también aumenta el riesgo en el hombre.
Ciertos hábitos son clave, como aquellos que conducen al sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo. Por su parte, el tabaquismo provoca en varones y mujeres una disminución de la masa ósea y altera la cicatrización de las fracturas, mientras que el consumo de alcohol reduce la calidad de matriz ósea, incluso en cantidades moderadas como una medida diaria.
También deben tener mayores precauciones quienes estén bajo tratamiento con glucocorticoides, ya que el uso prolongado de estos medicamentos, reduce la absorción de calcio por el organismo debilitando los huesos y favoreciendo su destrucción. Del mismo modo, tienen que estar atentos quienes recibieron trasplantes ya que los tratamientos para detener la inmunidad, como las ciclosporinas y otros, generan una rápida pérdida de masa ósea.
Los hombres con hipogonadismo (reducida o nula producción de hormonas masculinas) deben tener en cuenta que el efecto sobre la matriz ósea se genera con mayor velocidad de pérdida que en un varón sin la patología.
Por supuesto, son importantes los antecedentes de familiares directos con osteoporosis así como otras condiciones previas de la persona, como la diabetes, la insuficiencia renal crónica, el cáncer de próstata, la celiaquía, la artritis reumatoide y la cirugía bariátrica.
Qué hábitos adoptar para prevenir la osteoporosis
El método para conocer la densidad mineral ósea es la densitometría que se indica a todos los varones luego de los 70 años de edad, pero también a edades más temprana en aquellos con factores de riesgo de fracturas. El mismo estudio se utiliza para hacer el seguimiento de los pacientes que requieren tratamientos específicos.
Para prevenir, es importante aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio, como los lácteos fortificados y mantener una adecuada ingesta de proteínas, minerales y vitaminas. También hay que realizar actividad física, que además de reducir el riesgo de fracturas genera mayor estabilidad y aumenta el equilibrio. Se sugiere caminar no menos de 3 horas por semana, subir escaleras, hacer prácticas de equilibrio como el Tai-chi, danzas como la salsa o el tango y realizar trotes leves siempre que no haya riesgo de fracturas ni sobrepeso que lesione las articulaciones.
Se recomienda la exposición solar con protección adecuada dado que la vitamina D se forma a partir de la luz ultravioleta y es muy necesaria para los procesos óseos. En primavera y verano son suficientes 15 a 20 minutos de sol, mientras que en otoño e invierno se puede prolongar el tiempo de permanencia. En algunos casos esto no es suficiente y el médico puede indicar un suplemento vitamínico. Otros medidas preventivas incluyen suspender el tabaco y evitar las caídas con el uso de agarraderas en lugares peligrosos como escaleras o bañeras, la reducción de las dosis de sedantes que pueden alterar el equilibrio y el aumento de ejercicios de coordinación.
Hay que recordar que la osteoporosis tiene tratamiento generalmente por vía oral, con una duración media entre 4 y 5 años, hasta alcanzar mejorar la calidad ósea. Sin embrago, el grado de la enfermedad determinará la respuesta del organismo a los medicamentos, por lo que siempre se aconseja la consulta médica periódica para obtener el mejor asesoramiento.
La Dra. Inés Morend es especialista en Clínica Médica.

http://www.docsalud.com/articulo/4052/la-osteoporosis-también-es-cosa-de-hombres