La vejez

Tú y yo envejecemos juntos;

veamos un poco: ¿cómo es esta vejez?

Los turbios ojos se cierran antes de que sea de noche,

la perezosa cabeza está despeinada a mediodía.

Apoyados en bastones, damos a ratos un paseíto,

o estamos sentados todo el día con las puertas cerradas.

No osamos mirarnos el rostro en un espejo claro,

no podemos leer los libros con letras pequeñas.

Cada vez más hondo es el cariño de los viejos amigos,

cada vez más raro nuestro trato con los jóvenes.

Queda una cosa: el placer de las charlas ociosas

es mayor que nunca cuando nos encontramos los dos.

Po Chu-i

En: Los poetas de la dinastía Tang , selección de Roberto Donoso, Centro Editor de América Latina.

Po Chu-i
Shanxi, 772-Henan, 846

Dedicado a la función pública, Po Chu-i, dotado de un notable poder de observación, aprovechó esa vivencia laboral para su poesía, entre las más originales de la dinastía Tang. Sus versos directos y transparentes suelen reflejar la vida cotidiana y no excluyen la crítica social

http://www.lanacion.com.ar/1503574-la-vejez