Cada 11 minutos muere una mujer en el país por problemas del corazón

POR MARIANA IGLESIAS

La cifra supera a la de los hombres. Los médicos apuntan a la prevención y para eso convocaron a caras conocidas

Clarín
23/09/12

En el imaginario popular, el infarto es cosa de hombres. Gran error. Son 50.000 las mujeres que mueren por año a causa de su corazón, algo así como una muerte cada 11 minutos. Las complicaciones cardíacas ya producen más muertes que las enfermedades oncológicas, los accidentes y el VIH juntos. Sin embargo, y a pesar de toda esta evidencia, la mujer sigue sin reparar en su corazón. Por eso, la Fundación Cardiológica Argentina lanzará este martes una campaña de prevención de enfermedades cardiovasculares que se llamará “El corazón de una mujer puede romperse. EN SERIO”.

“La mujer está muy preocupada por el cáncer de mama, y no está mal, pero no toma conciencia que las enfermedades cardiovasculares son mucho más frecuentes”, explica a Clarín Jorge Lerman, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA).

Las causas se explican en el aumento de los factores de riesgo. “En los últimos tiempos subió la cantidad de mujeres sedentarias, que fuman y tienen sobrepeso. También aumentó el número de mujeres con colesterol y presión alta”, asegura Lerman. Y habla de otro componente fundamental: el estrés. “Antes la mujer se dedicaba a su casa, su marido y sus hijos. Hoy hace todo eso y además trabaja afuera todo el día.

La jornada se vuelve demasiado corta para tantas responsabilidades . Esto hace que su organismo produzca mucha más adrenalina”.

Florencia Rolandi, miembro de FCA, dice que la mujer debe cambiar su mentalidad: debe darle importancia a la enfermedad cardiovascular, y saber que ella puede ser vulnerable, y también debe creer que si se cuida puede evitar problemas. Cuidarse significa comer sano, hacer actividad física y no fumar. También, ver al médico y hacerse chequeos periódicos.

Pero hay un detalle que no ayuda para nada a la mujer. Los síntomas del infarto, por ejemplo, no son los típicos dolores en el pecho ni el hormigueo en los brazos. “La mujer se siente mareada, tiene fatiga, indigestión, le duele la espalda y no relaciona esas molestias con un infarto. Entonces no hace ninguna consulta, o si la hace, la demora demasiado. Y esa demora lleva a que haya más muertes, porque cuando es atendida ya tiene menos tejido para salvar”, explica Rolandi.

Otros puntos en contra para las mujeres: la presión alta aumenta tres veces la posibilidades de tener un infarto, mientras que en el hombre duplica las chances. “El impacto de los factores de riesgo es mucho mayor en la mujer que en el hombre. Por eso es más vulnerable. Pero es necesario cambiar la mentalidad general, ya que las investigaciones científicas también siguen poniendo el acento en el hombre en vez de la mujer”.

A la par, en todo.

http://www.clarin.com/sociedad/minutos-muere-mujer-problemas-corazon_0_779322152.html