El cantor Godoy festeja sus 90 años con una “Obsesión”

El legendario cantor de tangos Juan Carlos Godoy festeja sus 90 años con la edición de su reciente segundo disco solista “Obsesión” que presentará este domingo, día de su cumpleaños, a las 18 con un concierto gratuito en el Centro Municipal de Exposiciones que integra la programación del Tango Buenos Aires Festival.

Telam
18 de Agosto

“Este disco se lo dedico a las dos grandes pasiones de toda mi vida: don Carlos Gardel y el turf”, confesó Godoy a Télam durante una entrevista en la Academia Nacional del Tango.
Al fundamentar las dedicatorias comenzó por el “Zorzal criollo” y dijo que “Gardel fue único. No existe ni nunca existió un cantor como él. Mi eterna admiración y agradecimiento porque gracias a él y a escucharlo de oreja cuando chico en una radio que tenía un vecino mío en la ciudad de Campana, pude llegar a cantar y así conocer lo que él significó para el tango”.
En relación al turf, reconoció que “las patas de los caballos eran otras de mis debilidades y por ellas tuve el honor de conocer a Irineo Leguisamo. Es por eso que no quise que en este disco faltara `Leguisamo solo` de Modesto Papávero, como un homenaje a su memoria”.
“Obsesión”, además de titular este flamante álbum, es un tango que representa un símbolo en la vida del cantor porque lo había grabado en Colombia (donde estuvo radicado) en 1964 con la orquesta de Alfredo De Angelis y aunque es un éxito en aquellas tierra, nunca antes había sido editado en la Argentina.
“Con el Sexteto Mayor que dirigía mi querido amigo Pepe Libertella regresamos allá por el año 70 y pico y nos llamó la atención que el público recordara este tango que aquí era desconocido, así que ahora grabarlo con su hijo Juan (Libertella) también es una emoción”, expresó.
Como una síntesis de su intensa vida volcada en este registro, Godoy, que se formó en tanguerías donde lo acompañaban conjuntos de guitarras, cuenta en “Obsesión” con un acompañamiento de violas dirigido y arreglado por el guitarrista Carlos Juárez.
En esa compañía, el intérprete además grabó piezas como “El que atrasó el reloj”, “Mala entraña”, “Araca la Cana”, “Tirate un lance”, “Preparate pal` domingo”, “Desdén” y “Recuerdo malevo”.
“En todo este repertorio de obras inolvidables que estaban un poco olvidadas, no puedo negar mi línea gardeliana -manifestó con algunas lágrimas en sus ojos- porque lo considero mi gran maestro”.
A modo de balance de su tránsito vital, el cantante que gozó de las mieles de la popularidad de la mano del suceso radial del Glostora Tango Club, repasó que “en todos estos años de profesión algunas cosas hice mal porque la noche no es una buena consejera”.
“Pero después la conducta, el ensayar seguido y vocalizar cada día, me permite hoy tener más o menos el mismo registro que cuando era un muchacho”, redondeó.
Como un ejemplo de esa plenitud, en 2010 registró el disco “Canchero” y además integra el espectáculo “Café de los Maestros”, ideado y producido por Gustavo Santaolalla, junto a otros grandes cultores de la música ciudadana como Leopoldo Federico, Ernesto Baffa, Alberto Podestá, Virginia Luque y Atilio Stampone.
En abril pasado fue invitado a participar de la jornada de cierre del XIII Festival Iberoamericano de Teatro en Bogotá en tributo a la actriz argentina Fanny Mikey, a quien Godoy trató cuando ambos vivieron en esa ciudad colombiana.
“Cuando interpreté `Obsesión` la ovación de la gente me hizo temblar como la primera vez que lo canté hace ya mucho tiempo”, aseguró.
Para cerrar la recorrida por la actividad que lo envuelve y que será retratada en una biografía escrita por Cecilia Orrillo (Jefa de Prensa de la Academia Nacional del Tango) aseguró que “ya estoy pensando en un tercer disco porque quedaron muchos tangos y estoy entusiasmado”.

http://www.telam.com.ar/nota/35329/