Una caminata tranquila puede ser de gran ayuda para luchar contra la depresión

Aunque son sabidos los efectos positivos del deporte y del ejercicio enérgico sobre la salud mental, un nuevo estudio publicado en “Mental Health and Physical Activity” muestra que la actividad moderada también resulta beneficiosa

iprofesional.com
3-5-2012

Si algo es sabido, es que el deporte ayuda a vivir con más energía y felicidad.
De hecho, ya es conocido que hacer ejercicio de manera enérgica ayuda a tratar algunos síntomas de la depresión. Pero, lo que no estaba tan claro hasta ahra es qué papel juegan las actividades físicas más moderadas.
En este sentido, un grupo de científicos en Escocia sugiere que algo tan simple como una caminata tranquila puede ser un componente importante a la hora de combatir ese problema, el cual puede afectar a una de cada diez personas en algún momento de sus vidas.
El estudio, que apareció en la publicación Mental Health and Physical Activity, mostró que caminar tiene un “amplio efecto” sobre la depresión.
El estudio
Los investigadores de la universidad escocesa de Stirling se remitieron a estudios académicos para encontrar información sobre una de las formas más moderadas de ejercicio: caminar.
Encontraron ocho estudios practicados en 341 pacientes, indica una nota de la BBC Mundo.
La depresión puede ser tratada con fármacos, pero los doctores indican con frecuencia que el ejercicio puede ayudar a curar los síntomas leves.
Terapia
Los autores del informe sostienen que “caminar es una intervención efectiva de la depresión” y tiene un efecto similar a otras formas más enérgicas del ejercicio físico.
En este marco, aseveran que las ventajas de caminar son:

que la mayoría de personas pueden hacerlo fácilmente,
que genera poco o ningún costo financiero
que es relativamente fácil de incorporar en la rutina diaria.

Sin embargo, advirten que todavía debe hacerse mucha más investigación al respecto. Sucede que aún hay preguntas abiertas sobre la duración y la rapidez en que se debe hacer ese ejercicio, además de si debe realizarse en un recinto cerrado o en un lugar abierto.

Según Adrian Taylor, quien estudia en la universidad británica de Exeter los efectos que tiene el ejercicio en la depresión, en la adicción y en el estrés, “la ventaja de caminar es que todos lo hacemos”.
En palabras citadas por la nota de la BBC Mundo, Taylor sostiene que esa actividad genera “beneficios para un problema de salud mental como es la depresión”.
El experto dice que el ejercicio es una distracción de las preocupaciones, lo que da una sensación de control y libera hormonas del “bienestar”.
Mind, una organización benéfica de la salud mental, en una investigación propia, coincide en que pasar tiempo al aire libre ayuda a mantener la salud mental.
Su director, Paul Farmer, apunta al mencionado medio británico: “Para sacarle el máximo provecho a las actividades al aire libre es importante encontrar un tipo de ejercicio que uno disfrute”.
Es necesario “probar diferentes actividades, ya sea caminar, andar en bicicleta, dedicarse a la jardinería o incluso nadar en aguas abiertas”, indica.
Para Farmer, “hacer ejercicio con otros puede tener incluso un mayor impacto, pues brinda una oportunidad de socializar, simplemente reír y disfrutar una pausa de la familia y el trabajo”.

http://lifestyle.iprofesional.com/notas/135789-Una-caminata-tranquila-puede-ser-de-gran-ayuda-para-luchar-contra-la-depresin