Un tabú que empieza a caer

EL 15% DE CASOS DE VIH CORRESPONDE A MAYORES DE 50 AÑOS

Así lo destacó la obra social PAMI en su muro en la red social facebook e indicó que por un “prejuicio sobre la sexualidad en las personas mayores, este tema no suele ser tratado en las entrevistas médicas”.

POR NATALIA MUÑIZ
Diario Popular, domingo 27 de mayo de 2012

La obra social PAMI advirtió que el 15 por ciento de los diagnósticos de VIH corresponde a personas de 50 años o más y destacó que aún siguen siendo “pocos los pacientes” a los que se les solicita de rutina el estudio de detección del virus, “aún presentando factores de riesgo”.
El aumento de los casos de VIH en adultos mayores se debe a varios factores:

* Los antirretrovirales prolongaron la expectativa de vida de las personas viviendo con VIH, quienes llegan a la vejez.

* Muchas personas contrajeron el virus en la adultez, pero recién se realizaron el test de detección del virus años después.

* Los tratamientos contra la disfunción eréctil mejoraron la actividad sexual de los adultos mayores. Sin embargo, muchos tienen prácticas sexuales no seguras: sin el uso del preservativo.

* Las mujeres usaban el preservativo en función de evitar un embarazo, pero con la menopausia lo dejaron de lado, sin tener en cuenta que es un comportamiento de riesgo dada la posibilidad de contraer VIH.

En la red social

En su muro en la red social facebook, el PAMI publicó el informe “VIH-SIDA en personas mayores” donde se indicó que “en la actualidad, hasta el 15 por ciento de los diagnósticos de VIH se realizan en pacientes de 50 años o mayores. Sin embargo, resulta difícil determinar la tasa de infección por VIH en esta población porque son pocos los pacientes a los que se les solicita de rutina este estudio, aún presentando factores de riesgo”.
“Las manifestaciones clínicas de la infección por VIH en las personas adultas mayores son similares a la de los más jóvenes. Algunos síntomas como cansancio, falta de apetito, pérdida de peso y trastornos de la memoria son inespecíficos y pueden ser atribuidos a otras enfermedades más comunes en los mayores”, se destacó.
En el informe se explicó que el diagnóstico se realiza por la detección del virus o de anticuerpos en sangre que suelen tener valores detectables entre las 4 y 8 semanas posteriores a la infección.
“El diagnóstico de SIDA se realiza con un análisis de laboratorio ELISA positivo y por la detección de defensas inmunológicas muy bajas o por la presencia de algunas enfermedades marcadoras. Estas enfermedades ocurren debido a que las defensas se hallan muy disminuidas, provocando neumonías, infecciones por hongos en el esófago, tuberculosis y algunos tumores especiales”, se detalló.
No obstante, se advirtió que la detección de la infección por el VIH en la persona adulta mayor “habitualmente se demora dado que suele sospechar menos frecuentemente su presencia y a diferencias en el sistema inmunológico del paciente relacionados al avance de la edad”.

Los tratamientos

Por otro lado, el PAMI indicó que los tratamientos antirretrovirales “aumentaron notablemente la supervivencia” de las personas que viven con VIH.
“En varios estudios realizados antes de la aparición de los antirretrovirales se demostró que las personas mayores con esta enfermedad presentaban un curso más severo y menor sobrevida. Aunque con los tratamientos con antirretrovirales presentan mayor sobrevida, al igual que en las personas jóvenes”.
Asimismo se indicó que “aunque antes se consideraba que las transfusiones eran la principal causa de contagio de VIH en la población adulta; actualmente es la transmisión sexual”.
En este punto, la obra social señaló que “con el uso de fármacos efectivos para el tratamiento de la disfunción eréctil sexual, han aumentado los niveles de actividad sexual en la tercera edad”, pero no siempre acompañados de prácticas seguras, con el uso del preservativo. “Debido al prejuicio general sobre sexualidad en las personas mayores este tema suele no ser tratado en las entrevistas médicas -se advirtió-, lo que dificulta la detección de riesgo” y frente a una posible transmisión “se retrasa el diagnóstico”.

Recuadro: Los datos

Datos del Ministerio de Salud de la Nación indican:

* En Argentina, cuatro de cada mil adultos viven con VIH.

* La mitad de las personas que contrajeron el virus desconoce su situación.

* 43 mil personas reciben tratamiento antirretroviral gratuito (69% provisto por el Estado).

* Por año se detectan 5.500 nuevos diagnósticos.

* Hay 1,7 varones por cada mujer diagnosticada.

* El 20% de las personas que viven con VIH tiene más de 45 años.

* El 85% de los varones y el 88% de las mujeres se contagiaron por mantener relaciones sexuales sin el uso del preservativo.

* El 35% vive en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires y el 67% en el área central del país.

* Datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH-SIDA (ONUSIDA), en 2010 vivían en el mundo 34 millones de personas con VIH.