Casi la mitad de los porteños sufre sobrepeso

Además, el 43% de los adultos no hace ninguna actividad física

Por Laura Rocha | LA NACION
Jueves 03 de mayo de 2012

En la ciudad de Buenos Aires, casi la mitad de los adultos (46,7%) padece problemas de sobrepeso. Entre los adolescentes, la proporción es menor, pero preocupante, ya que uno de cada tres jóvenes presenta sobrepeso u obesidad.

Estas son algunas de las conclusiones extraídas de la primera encuesta alimentaria y nutricional realizada por el gobierno de la ciudad, cuyos resultados iniciales demuestran que entre los porteños la buena salud es un horizonte lejano. Según esas estadísticas, el 43,3% de los adultos no hace ninguna actividad física, el 81% de los adolescentes “picotea” entre comidas, y uno de cada cuatro jóvenes no desayuna regularmente.

Respecto del consumo diario de productos frescos, el 42,6% de los mayores de 18 años ingiere frutas y el 39% come vegetales. En todo el país, los valores son 35,7 y 37,6%, respectivamente.

Sólo el 2,1% de las personas consume cinco porciones de frutas y verduras por día en la Capital. La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles (ENFR) indica que el 25,3% de la población argentina siempre le agrega sal a la comida luego de la cocción. La ciudad de Buenos Aires supera largamente la media nacional y alcanza un 32,7% en ese rubro.

Las cifras de la encuesta nutricional -la primera que se hizo en el distrito- fueron tomadas en cuenta para instalar estaciones fijas y móviles de salud, en donde los vecinos pueden hacerse controles y recibir asesoramiento nutricional, además, de realizar ejercicios.

“La inactividad física es uno de los factores de riesgo más importantes. Es equiparable al aumento del colesterol o a la hipertensión”, explicó Héctor Kunik, presidente de la Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte.

HORAS DE TELEVISIÓN

“La gente trata de movilizarse utilizando sus propios vehículos, se pasa gran cantidad de horas mirando televisión y en lugar de sacar al perro contrata al paseador. Si a todas estas cosas se suman la inactividad, el tabaquismo y la obesidad, se producen alteraciones tremendas en el organismo”, agregó el experto.

Entre las consecuencias no deseadas están la diabetes y la hipertensión. Esta última es el factor de riesgo con mayor mortalidad atribuible. Es responsable del 54% de la pérdida de años de vida saludables por accidentes cerebrovasculares y del 45% de los debidos a causas isquémicas, según indica la ENFR.

En los puestos oficiales instalados también se realizaron mediciones. Según esos datos, del total de personas que accedieron a la medición de peso y talla (1125), el 46,7% presentaba sobrepeso u obesidad.

Los indicadores para los adolescentes también son preocupantes:

Casi uno de cada tres jóvenes en la Ciudad presenta exceso de peso (30,8% de los varones y 29,9% de las mujeres).
Uno de cada cuatro no desayuna regularmente durante los días de semana.
El 81% dice que “picotea” alimentos entre comidas. Los alimentos más consumidos son: galletitas y amasados de pastelería dulces, galletitas saladas y pan, frutas, golosinas, yogures, snacks y cereales.
Las bebidas más consumidas son gaseosas. Y la mitad de los encuestados dijo que las consume todos los días.
PROBLEMA GLOBAL

“Es un problema universal. Tenemos que volver a los alimentos frescos. Hay que reaprender, cambiar el paradigma de la alimentación de la década del 80, en la que los alimentos conservados empezaron a tener preponderancia. En las compras que se hacen quincenal o mensualmente, los alimentos perecederos pierden”, explicó Graciela González, presidenta de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas-Dietistas (Aadynd).

Para Kunik, también cambiaron las costumbres: “Los chicos hacen como que juegan, simulan; antes, en cambio, jugaban con sus amigos, salían a caminar, hacían varias actividades. Ahora se pasan la mayor parte del tiempo disponible frente al televisor o la computadora. Todo eso genera obesidad y sedentarismo, y después vienen la diabetes y la hipertensión”.

“Para nosotros es un tema central. A partir de hoy (por ayer) y hasta junio se van a instalar más estaciones saludables en parques y plazas de la ciudad. Allí, de manera gratuita, las personas van a poder hacerse un control básico de salud, presión arterial, glucosa en sangre, peso y talla y llevarse asesoramiento nutricional para una alimentación saludable, además de supervisión para la práctica deportiva. Todas éstas son actividades enfocadas a la prevención de enfermedades”, indicó María Eugenia Vidal, vicejefa de gobierno porteño.

Para Kunik, una manera de atacar el sedentarismo es rediseñar el espacio público y ofrecer variantes de transporte entre el lugar de trabajo y la vivienda. “Algo muy importante es la inclusión de las ciclovías, que se están desarrollando en la mayor parte de las ciudades. Este sistema genera transporte pero también es parte de la salud pública”, agregó.

González apuntó que esta problemática también se replica en el interior del país: “No tenemos que pensar que estos problemas sólo son propios de las ciudades grandes. Lamentablemente, en esto también estamos globalizados”.

ESTACIONES FIJAS Y MÓVILES

Las 10 estaciones saludables fijas que el gobierno porteño instalará en los parques estarán en El Rosedal, parque Saavedra, parque Chacabuco, parque Tres de Febrero, parque Centenario, parque Avellaneda, parque Los Andes, plaza Uruguay, parque Mujeres Argentinas y el parque Indoamericano. La del Rosedal quedó inaugurada ayer.

Además, habrá 13 estaciones itinerantes que estarán en las plazas Irlanda, Flores, Martín Rodríguez, parque Lezama, plaza Miserere, plaza Sudamérica, Aristóbulo del Valle, plazoleta Casal, plaza Pompeya, plaza Richieri, parque Las Heras, parque Rivadavia y Diagonal Norte y Florida..

http://www.lanacion.com.ar/1469958-cont-el-47-de-los-portenos-con-sobrepeso