Comer menos carne para vivir más

La gente que come menos carne roja vive más que la que consume regularmente hamburguesas, bifes y alimentos procesados como panceta, panchos y salchichas, muestra un estudio de la Universidad de Harvard que analizó dietas y resultados durante más de veinte años.

Revista Mercado
JUE 22 MAR 2012

Los investigadores analizaron la dieta de más de 120.000 hombres y mujeres que participan en un prolongado estudio de seguimiento que realizan profesionales de la salud adscriptos a la Universidad de Harvard.
Cada cuatro años, se lhacían a los participantes en la investigación preguntas detalladas sobre sus hábitos alimenticios. También se les pedía información sobre otros determinantes de la salud, como su peso, el fuman, el bebe, el ejercicio físico.

En promedio, al comienzo del estudio los hombres tenían 50 años y las mujeres 40. A lo largo de los siguientes 20 años, los investigadores descubrieron que la gente que comía más cantidad de carne roja tenía más probabilidades de morir, y de morir de cáncer o del corazón, en comparación con los que declararon comer menos carne de vaca, cerdo o cordero.

Los investigadores estiman que una sola porción de 85 gramos de carne roja no procesada, lo cual equivale al tamaño de un mazo de cartas, eleva en 18% el riesgo de muerte por enfermedad coronaria y en 10% el de muerte por cáncer.

Las carnes procesadas parecen ser todavía más peligrosas. Una sola porción de carnes procesadas como dos fetas de panceta, salchichas o pancho, elevaba en 21% el riesgo de morir por ataque al corazón y en 16% el de muerte por cáncer.

El estudio mostró que reemplazar la carne roja por proteínas menos grasas como pescado, pollo, nueces, lácteos descremados, granos integrales o porotos puede bajar de 7% a 19% el riesgo de muerte temprana.

“Reemplazar la carne roja por casi cualquier otro alimento reduce el riesgo de manera notable”, dice Marion Nestle, profesora de nutrición de la universidad de Nueva York.

http://www.mercado.com.ar/nota.php?id=371797