Cáncer de colon: la detección temprana es clave para salvar vidas

Por: Francesco Garabello

“El cáncer de colon es una de las enfermedades más frecuentes en hombres y mujeres”, afirma el Dr. José María Lastiri, secretario general de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC). Entre las enfermedades oncológicas que afectan a las personas sin distinción de género, es una de las de mayor incidencia y mortalidad en el mundo. En argentina, según cifras del Instituto Nacional del Cáncer (INC), unas 6816 personas perdieron la vida por esta afección que es la segunda causa de muerte por tumores (luego del cáncer de pulmón) y el tercero de mayor incidencia, con 11043 nuevos casos por año (por debajo del de mama y próstata).

Docsalud.com
30/3/2012

Más de la mitad de las muertes que se producen por este tipo de carcinoma pueden ser evitadas si se implementan controles médicos regulares entre las personas mayores de 50 años. “El diagnóstico temprano impacta en la evolución de los pacientes y los métodos de screening, adecuadamente y universalmente aplicados, reducen la mortalidad”, indicó Lastiri.
Condiciones de riesgo
Para esta enfermedad, existen algunos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer cáncer colorrectal en algún momento de la vida tales como ser mayor de 50 años, tener o haber tenido pólipos (adenomas colorrectales). Los antecedentes familiares, ciertas alteraciones genéticas y ser portador de una enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn), también predisponen el desarrollo de tumores en el colon o el recto.
“Uno de cada cuatro pacientes con antecedentes familiares de cáncer de colon, tiene predisposición –es decir, mayor chance- de desarrollarlo”, comentó el Dr. Lastiri. En estos casos, con más razón, hay que implementar métodos de detección temprana. Según comentó el especialista, casi un 7% de los casos se produce por herencia familiar, el 6% desarrolla el Síndrome de Lynch y un 1 % lo que se denomina “poliposis”.
Mejorar la dieta incorporando un alto contenido de verduras y frutas, evitar el consumo de carnes cocidas a fuego directo y realizar actividad física para evitar el sobrepeso y la obesidad son estrategias que ayudan a minimizar el riesgo de padecer esta enfermedad. “La carne cocinada al fuego directo aumentaría el riesgo, por los carcinógenos producidos por la combustión directa de las proteínas y de la grasa. Los países del Oriente que no ´occidentalizaron´ su dieta tienen baja incidencia del cáncer de colon. En otras palabras, cuando se incorporó al mercado oriental la comida rápida, aumentó el cáncer colorrectal”, comentó el oncólogo clínico.
Detección y sobrevida
Los métodos de detección utilizados son a través de la sangre oculta en materia fecal y la videocolonoscopía. “El estudio de screening debe iniciarse a los 50 años en la población en general. Para quienes presentan alto riesgo, se recomienda hacerlo diez años antes”, señaló Lastiri.
En nuestro país, el Instituto Nacional del Cáncer (INC) está desarrollando un programa para la prevención y detección temprana del cáncer colorrectal. “Las principales sociedades científicas relacionadas a este tema, conjuntamente con el INC, señalan que todos los hombres como las mujeres deberían realizarse una videocolonoscopia, cuando existen antecedentes en la familia de cáncer de colon o de pólipos significativos. Es un estudio que se debería realizar cada diez años, cuando cumple los criterios de calidad de la técnica”, indicó a Docsalud.com, la Lic. Aurora Vilas, presidenta de la Asociación Civil SOSTÉN.
“Si el sistema de salud estudia la relación a costo-beneficio, vería la importancia de su aplicación en términos sustentables, ya que la detección temprana permitiría reducir gastos en internación y tratamiento. Para aquellos que no presentan factores de riesgo, la pesquisa a realizar es el examen de sangre oculta en materia fecal. Este método es sencillo, económico y no ocasiona ningún trastorno al paciente. El Estado, avalado por las guías que realizó el INC junto a las sociedades de gastroenterología y oncología, debería realizar este estudio en forma masiva tanto para hombres como mujeres, a partir de los 50 años”, agregó Vilas.
En caso de cáncer
Se puede afirmar que hay una amplia variedad de tratamientos para intentar eliminar y/o controlar el cáncer, dependiendo de la salud del paciente, al igual que el tamaño, sitio y estadio de la enfermedad. “Es importante informar al paciente sobre las distintas opciones como la cirugía y el tratamiento farmacológico (quimioterapia), con el objetivo de eliminar, dañar o retrasar el crecimiento de las células cancerosas”, comentó Vilas. Hoy la medicación puede ser administrada por vía oral o por vía endovenosa. También existe la radioterapia e inclusive terapias dirigidas aquellas que atacan específicamente una parte de la célula tumoral también llamadas terapias blanco, debido a que provocan pocos efectos secundarios cuando se asocian a los medicamentos de quimioterapia.
“Un porcentaje no despreciable de los pacientes que desarrollaron metástasis se puede curar con la cirugía. La combinación de modalidades terapéuticas – como la quimioterapia y los anticuerpos monoclonales – ha permitido que pacientes con metástasis en hígado o pulmón, se puedan rescatar quirúrgicamente y se curen”, aseguró el Dr. Lastiri.
“Los pacientes con cáncer de colon metastásico tenían una expectativa promedio de 6 meses. En la actualidad, se ha superado la barrera de los 24 meses promedio. De los operados por metástasis, el 25 % logra una sobrevida más de cinco años y muchos de ellos se curan”, agregó el especialista.
Sociedad y cáncer
Las campañas de concientización en la vía pública que, año a año desarrollan las asociaciones civiles vinculadas al tema, instalaron la temática sobre el cáncer de colorrectal. “Cuando recién se iniciaron las personas preguntaban donde queda el colon. Hoy la población además de preguntar, pide información y habla abiertamente sobre este tema”, comentó la Lic. Aurora Vilas.
Gracias a estas acciones de educación comunitaria, según indicó la autoridad de la ONG, vivimos en una sociedad más informada que conoce la importancia de los antecedentes familiares, los principales métodos de diagnóstico y la importancia de incorporar de hábitos saludables para la prevención. “Esto todavía no esta indicando un cambio en las conductas. Pero si se puede decir que un segmento de la población ya interactúa con su médico clínico, lo consulta y solicita, como un análisis de rutina, la videocolonoscopia”, agregó Vilas.

http://www.docsalud.com/articulo/3352/cáncer-de-colon-la-detección-temprana-es-clave-para-salvar-vidas

Esta entrada fue publicada en Noticias de Interés. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.