Todas las consecuencias de llevar una vida sedentaria

Especialistas aseguran que la práctica de actividad física placentera en los tiempos de ocio es “la” medicina preventiva. También fomentaron la elección de trabajos en los cuales la exigencia no sea extrema y exista cierta flexibilidad. Ver televisión y movilizarse en auto, factores de riesgo

Saludable
12-1-2012

Muchos años atrás un estudio de la Universidad de Harvard estableció por primera vez la relación entre la práctica de ejercicio físico y la posibilidad de ganar años y calidad de vida.

De ahí en adelante diversas investigaciones reforzaron esta afirmación consignando además que la actividad física es “la” medicina preventiva, dado que puede ser practicada por todos a cualquier edad.

En esta línea, recientemente, un grupo de especialistas de diferentes países obtuvo los resultados de un seguimiento realizado a 25 mil personas, en un marco de un estudio de mayor magnitud denominado Interheart.

Durante el seguimiento se analizó la importancia de mantenerse activo durante el tiempo de ocio –es decir de realizar una actividad placentera, que no tenga que ver con el trabajo- pero además consignó lo que implica, desde el punto de vista del impacto en la salud, tener un trabajo sumamente exigente.

En este sentido, de acuerdo con las conclusiones publicadas en la reciente edición de la revista European Heart Journal, “se confirmó el efecto protector que posee la práctica de cualquier actividad física realizada durante el tiempo libre, pero además hallamos que tener un trabajo en el cual exista cierto espacio para el ocio, para la distensión y por qué no la práctica de alguna actividad de relajación, también ayuda a reducir significativamente la posibilidad de tener un infarto de miocardio“.

Asimismo, los investigadores se encargaron de aclarar que si bien un trabajo exigente y demandante propicia el “movimiento permanente”, los efectos a largo plazo de este tipo de actividad no son favorables.

Por otro lado, este nuevo estudio consideró otros dos “factores de riesgo” cuando se piensa en el sedentarismo: el hecho de tener televisión y auto.

“Nuestros hallazgos pretenden fomentar el tiempo de ocio compartido en familia, al aire libre y con amigos y no frente a una pantalla. Lo mismo ocurre con los medios de transporte: creemos que lo más conveniente es dejar el auto de lado y optar por ir al trabajo caminando o en bicicleta“, expusieron.

“El cambio hacia un estilo de vida más activo es sin duda el camino para el futuro. Por eso necesitamos trabajar todos en conjunto -médicos y comunidad- para detener la pandemia de sedentarismo. Estar activo físicamente es una de las medidas más fáciles, baratas y efectivas para evitar tener un evento o una patología cardíaca”, concluyeron.

En líneas generales, según los especialistas, se puede decir que moverse ayuda a oxigenar los pulmones, poner en “funcionamiento” al corazón y obtener energía.

Sin embargo hay que prestarle mucha atención a la periodicidad y la constancia, por que si bien está comprobado que hacer ejercicio ayuda a reducir entre un 18 y 30 por ciento las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco, la cantidad de actividad que se realice está en relación con el grado o nivel de protección.

“La actividad física baja el riesgo total de enfermedades cardiovasculares y metabólicas y disminuye la hipertensión arterial y el colesterol total. Además favorece el incremento del colesterol HDL o bueno y genera menor grasa abdominal baja, entonces mejora el riesgo cardiovascular y el metabólico de diabetes. Esto quiere decir que los beneficios son completos y que la práctica de ejercicio es buena por dónde se la vea“, expuso la doctora Mónica Katz, médica especialista en Obesidad, directora Asociada de la Carrera de Especialista en Nutrición con Orientación en Obesidad de la Universidad Favaloro y directora del área médica del sitio web Fat Fit.

Mejor en bici

De acuerdo con los datos del “Programa Bicicletas Buenos Aires”, el proyecto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que desde hace aproximadamente dos años fomenta la utilización de este medio de transporte principalmente mediante la realización de ciclovías, el movilizarse en “bici” durante media hora todos los días permite:

– Disminuir un 50 por ciento el riesgo de tener enfermedades cardíacas y vasculares, diabetes y obesidad

– Reducir un 30 por ciento la posibilidad de tener presión alta

Esto es vital si se tiene en cuenta que a nivel mundial el sedentarismo es la principal causa de riesgo para la salud; y que anualmente 1.9 millones de personas mueren por causa de enfermedades provocadas por el sedentarismo.

Fuente: Pro-Salud News

http://saludable.infobae.com/todas-las-consecuencias-de-llevar-una-vida-sedentaria/