La prevención puede evitar 2.4 millones de muertes por cáncer

El tumor en la laringe que padece el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva actualiza el tema de la prevención para evitar el cáncer. Los detalles del Reporte del Grupo de Trabajo Global para Mejorar el Acceso al Tratamiento del Cáncer en Países en Desarrollo y de Ingreso Medio

Fernando Lugo, Hugo Chávez, Dilma Rousseff y ahora, el tumor en la laringe que padece el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. El cáncer es un flagelo que toca la puerta no sólo de los hombres ‘comunes’ sino también de aquellos que toman las decisiones más importrantes de varios países latinoamericanos.

Según los especialistas, la clave es la prevención. En los países en desarrollo se puede evitar alrededor de 2.4 millones de muertes por cáncer con acciones de prevención y tratamiento disponibles, cuyo uso pueden ampliarse, según el Reporte del Grupo de Trabajo Global para Mejorar el Acceso al Tratamiento del Cáncer en Países en Desarrollo y de Ingreso Medio.

Los resultados del reporte se presentaron ante expertos y líderes internacionales de la salud, como la princesa de Jordania y directora General de la Fundación Rey Hussein, Dina Mired; el secretario de Salud, Salomón Chertorivski, el decano de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Julio Frenk, y el ciclista Lance Armstrong, Escuela de Medicina de Harvard.

Según los especialistas, la clave es hablar del cáncer y colocar las acciones de diagnóstico y tratamiento en el centro de la agenda de la salud pública, para alcanzar objetivos sólidos y perdurables con políticas innovadoras que construyan sobre la base de los logros de las anteriores generaciones.

Tomaron como ejemplo el caso México: “Hace sólo 10 años 50 millones de mexicanos no tenían protegida su salud, ahora estamos a punto de completar la cobertura universal, este es un ejemplo para el mundo de que sí se orientan los recursos de manera correcta podemos hacer una diferencia positiva con lo que ahora disponemos”.

De acuerdo con el Reporte, la mortalidad infantil por cáncer podría reducirse de manera importante mejorando el acceso a los servicios de salud que permitan un diagnóstico temprano y la provisión de insumos para el tratamiento.

El informe señala que el costo del tratamiento de ciertos cánceres comunes es de alrededor de US$100 dólares por quimioterapia. Ello resulta imposible de costear para la mayoría de las familias si no se cuenta con un esquema de seguro de salud.

En adición a los problemas señalados, los medicamentos para aliviar el dolor que son de relativo bajo costo resultan también inaccesibles para la mayoría de los pacientes que viven en países en desarrollo, lo que significa que la mayor parte de la población con cáncer sufre de tremendos dolores en la etapa final de la enfermedad.

De acuerdo con el documento, al cáncer se le concebía tradicionalmente como una enfermedad de la población de países desarrollados, en la actualidad es una de las principales causas de enfermedad y muerte en las naciones en desarrollo, en donde se registra 55% de los nuevos casos, lo que representa 12.7 millones de nuevos pacientes. El 65% de muertes por esta causa ocurre en estas naciones.

Además, hay otras noticias esperanzadoras. Existen varios estudios en la población general en los que se ha encontrado una relación entre el uso de dosis bajas de aspirina durante tiempo prolongado y una reducción del riesgo de padecer cáncer de colon. Ahora se publica la primera investigación en personas con riesgo genético de padecer la enfermedad que confirma estas evidencias, aunque utilizando dosis más altas de aspirina.

A continuación, dos de los cánceres más frecuentes, en hombres y mujeres.

Por día, el cáncer de próstata mata a 10 hombres

Prolongar la sobrevida de los pacientes con cáncer de próstata es uno de los objetivos primordiales del tratamiento de los médicos, por lo que los especialistas consideraron clave la detección precoz de esta enfermedad, que provoca en el país la muerte de 10 hombres por día.

Luis Fein, miembro del Centro Oncológico de Rosario e investigador del Estudio Tropic, explicó que el cáncer de próstata es la afección oncológica “más frecuente en varones y es la segunda causa de muerte a nivel mundial”.

Fein remarcó que, en Sudamérica, el cáncer de próstata se posiciona dentro de las tres primeras causas de muerte oncológica.

“En Argentina, mueren 10 hombres por día a causa de este tipo de cáncer para el cual existen tratamientos novedosos, tanto para mejorar la calidad de vida del paciente como para ampliar sus expectativas de curación”, remarcó el especialista.

El oncólogo destacó que el cáncer de próstata es una enfermedad asintomática y añadió que cuando un hombre registra síntomas es porque la enfermedad ya está avanzada.

Por tal motivo, destacó que es muy importante tomar conciencia de que este tipo de cáncer se puede prevenir y, detectado a tiempo, puede curarse.

Los especialistas recomiendan la consulta al médico urólogo a partir de los 45 años para realizar estudios de rutina que permiten la detección precoz.

“A lo largo de la historia, los avances sobre los tratamientos para este tipo de cáncer no fueron alentadores, pero algunos descubrimientos recientes cambiaron el panorama para los hombres que la padecen”, indicó.

En la década del “30, quedó claro que los andrógenos juegan un rol importante en la progresión de la enfermedad, y en 1966 se otorgó el Premio Nobel de Medicina al urólogo canadiense Charles Brenton Huggins, quien implementó la castración para el tratamiento del carcinoma de próstata metastásico.

La deprivación androgénica puede obtenerse mediante cirugía (castración, también llamada orquiectomía), o con el uso de fármacos.

En los años ’70 se demostró la eficacia de la estramustina, un fármaco de quimioterapia anticanceroso combinado que se clasifica como “agente antimicrotubular” y además posee características de terapia hormonal.

El cáncer de próstata es un tumor que genera un crecimiento descontrolado de las células prostáticas.

Muchos pacientes siguen creyendo que si un tratamiento de quimioterapia falla, ya no hay solución para su afección. Por el contrario, el especialista Luis Fein destacó que la medicina no se dio por vencida y se buscó nuevas formas de solucionar esta enfermedad. Y no solo eso, sino también mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“El estudio Tropic realizado en 26 países (entre ellos la Argentina) evidenció nuevas perspectivas al demostrar que con la molécula cabazitaxel la sobrevida de los pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la hormonoterapia y a la quimioterapia aumentaba en un 30%”, destacó el especialista.

“Asimismo, la investigación detectó que la incidencia de esta enfermedad no es la misma ni en todos los países ni en todos los continentes. La media de sobrevida para los que utilizaron este medicamento fue de 15 meses”, dijo el médico.

Fein remarcó que más allá de estas nuevas opciones terapéuticas es importante señalar que además de la detección precoz es aconsejable que el paciente sea tratado por un equipo multidisciplinario ya que esto mejora la evolución.

Cáncer de cuello uterino

El estudio de casi ocho mil casos de mujeres que padecieron cáncer cervical en América Latina y el Caribe revela que cerca del 70 % se debió a los tipos virales HPV 16 y HPV 18 del Virus del Papiloma Humano, transmitido por contacto sexual.

La primera revisión exhaustiva a gran escala orientada a determinar la prevalencia de las diferentes cepas del virus del papiloma humano en la región, publicada en la revista científica “PLoS ONE”, fue realizada por un equipo de investigadores argentinos del Instituto Efectividad Clínica Sanitaria (IECS), una organización sin fines de lucro con sede en Buenos Aires, y del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas. Los resultados aportan información epidemiológica de alta calidad que servirá para mejorar las medidas de prevención para el tipo de cáncer que producen esos virus.

Datos del Ministerio de Salud de la Nación indican que en la Argentina el cáncer de cuello de útero genera 3 mil nuevos casos por año y causa anualmente más de 2 mil muertes, aunque es totalmente prevenible si se lo detecta de manera temprana y se tratan las lesiones. A nivel mundial, este tipo de cáncer provoca cerca de 500 mil nuevos casos anuales y 250 mil muertes por año.

“El trabajo que hemos realizado enriquece la evidencia científica preexistente sobre cuáles son los tipos del virus del papiloma humano que predominan en los cánceres de cérvix y sus lesiones precursoras en las mujeres en la región”, indicó el médico Agustín Ciapponi, uno de los autores principales del estudio y quien se desempeña como coordinador del Centro Cochrane Argentino – IECS, perteneciente a la Red Cochrane Iberoamericana.

Los investigadores del IECS revisaron la información de estudios de 7986 mujeres de 18 países de la región como Argentina, Brasil y México, entre otros. Esta información figura en 79 publicaciones científicas y médicas latinoamericanas y del Caribe. “De este total, 2446 casos correspondían a lesiones pre-malignas y 5540 a cáncer cervical invasivo”, explica otra de las autoras del estudio, la doctora en virología María Alejandra Picconi, jefa del Servicio Virus Oncogénicos del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas –dependiente de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos Malbrán– y cuyo laboratorio es cabecera regional de la Red Global de Laboratorios de HPV de la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo con el trabajo realizado por los investigadores argentinos, en lesiones pre-malignas cerca del 47 por ciento de los casos fueron provocados por el tipo 16 del virus del papiloma humano (HPV 16) y y el 8,9 por ciento por el 18 (HPV 18). En cáncer cervical invasivo, el 53,2 por ciento de los casos correspondió al HPV 16 y el 13,2 por ciento al HPV 18.

No todos los virus del papiloma humano pueden desencadenar cáncer. Hasta ahora se ha reconocido que el cáncer cervical y sus lesiones precursoras están asociados con al menos 14 cepas de ese virus. Los HPV denominados “de alto riesgo oncogénico” más comunes a nivel mundial son el 16 y el 18. “Los HPV tipos 16 y 18 ocupan el primero y segundo lugar de frecuencia en los cánceres de cérvix en todo el mundo. Sin embargo, los porcentajes no son los mismos en todas las regiones y los tipos virales que les siguen (ocupando el tercer, cuarto y quinto lugar) también pueden ser diferentes”, explica Demián Glujovsky, médico especialista en reproducción, epidemiólogo e investigador del IECS.

http://www.urgente24.com/noticias/val/16404-175/la-prevencion-puede-evitar-24-millones-de-muertes-por-cancer.html