La exposición solar causa de 9 de cada 10 casos de cáncer de piel

Especialistas advirtieron que muchas personas creen erróneamente que sólo deben comenzar a protegerse en el verano, cuando visitan playas o piletas de natación. Además, sólo usan una cuarta parte de la cantidad de protector solar necesaria.

Saludable
21-11-2011

Por eso, especialistas del Ministerio de Salud de la Provincia advirtieron que, a esta altura del año, cuando los días se tornan cálidos y comienzan a poblarse plazas, clubes y otros espacios de esparcimiento al aire libre, es fundamental utilizar productos con factor de protección solar de entre 30 y 40, e incluso mayor si se trata de pieles con enfermedades dermatológicas.
“Este mes comenzamos a atender chicos con ampollas por la exposición al sol sin protección”, comentó Alicia Rossito, dermatóloga del hospital provincial Sor María Ludovica de La Plata.
La especialista agregó que “con el clima actual todos comienzan a salir a tomar mate a la plaza, los chicos a jugar o hacer deportes al aire libre y aún no se toma conciencia de que la radiación aumenta el riesgo de cáncer y en horas pico provoca irritación, quemaduras, ampollas y envejecimiento prematuro de la piel”.
Rossito agregó que “como las nubes dejan pasar el 95 por ciento de las radiaciones ultravioletas, por eso hay que protegerse también durante los días nublados”.
Por otra parte, el Servicio Meteorológico Nacional, que mide el índice de intensidad de radiación solar ultravioleta (ISUV), indica que actualmente es “alto” o “muy alto” en más del 90 por ciento de los distritos de la provincia de Buenos Aires.
Este indicador aumenta en primavera y verano. No obstante, los dermatólogos consideran necesario protegerse del sol todo el año, pero en especial durante los meses cuyo nombre incluye la letra “r” que son, casualmente, los de mayor intensidad de radiación (septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril).
Consejos útiles
– Utilizar factor de protección solar no menor a 30. Colocarlo en forma generosa en las zonas expuestas 30 minutos antes de la exposición y renovarlo cada dos horas.
– Complementar la protección con gorros, remeras y anteojos de sol con filtro UV.
– Evitar exponer a los niños al sol durante el primer año de vida.
– En caso de salir al aire libre colocarle protector solar para bebés recién a partir de los seis meses
– Mantener a los lactantes a la sombra, protegidos con gorros, remeras y capotas de cochecito.
– En el embarazo se debe reforzar su protección porque los cambios hormonales provocan alteraciones en la coloración de la piel.

http://saludable.infobae.com/la-exposicion-al-sol-causa-de-9-de-cada-10-casos-de-cancer-de-piel/