Los costos en la salud suben hasta cuatro veces más que en el resto del sector privado

La actualización tecnológica, la presión del envejecimiento poblacional y el costo de la “judicialización de la medicina” son los factores determinantes

iprofesional.com
18-9-2011

La inflación en el sector salud llega a cuadruplicar en ciertos casos la que padecen otros sectores, por la necesidad de una permanente actualización tecnológica, la presión del envejecimiento de la población y el elevado costo de la “judicialización de la medicina”.

Si el costo de vida “real” sube el 15% anual, en algunos sectores de la medicina los costos se disparan hasta el 40% ó 60% anual, en especial cuando se trata de aparatología de última generación que debe importarse.

Incluso, si los precios de la economía se mantuvieran constantes, los del sistema sanitario seguirían subiendo, advirtieron especialistas del sector.

Esto plantea un desafío para financiadores y prestadores, que se ven obligados a invertir cada vez más fondos para garantizar la calidad de servicios a los pacientes y no quedar relegados en la carrera por mantenerse actualizados con los últimos avances tecnológicos.

Así surge de las conclusiones difundidas del reciente XIV Congreso Argentino de Salud que se realizó en Mar del Plata, organizado por la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (ACAMI).

“La evolución de los costos en el sector de la salud superan los aumentos de los índices inflacionarios, ya que poseen una dinámica propia marcada por los avances tecnológicos, el impacto de la judicialización de la medicina, los insumos importados y el envejecimiento de la población, entre otros factores de distorsión”, según lo debatido en los distintos paneles del encuentro.

“Aún con inflación cero, los costos sanitarios registrarían inevitables aumentos periódicos”, explicaron los expertos al brindar las conclusiones del XIV Congreso Argentino de Salud, organizado por la Asociación Civil de Actividades Medicas Integradas (ACAMI), entidad que engloba a instituciones sin fines de lucro, como la Fundación Favaloro, CEMIC, Osde, Fleni, los hospitales Alemán, Británico e Italiano y la Fundación Médica de Mar del Plata, entre otras.

Hubo coincidencias en que los costos del sistema sanitario crecen hasta cuatro veces más que los del resto de la economía como consecuencia de la necesidad de incorporar tecnología de punta para mejorar la calidad de las prestaciones, los mayores costos que determina el envejecimiento poblacional y los recursos de amparo y los juicios por mala praxis, entre otros factores citados por NA.

Es que la atención médica experimentó un enorme avance en los últimos años, que permitió mejorar la calidad y la expectativa de vida, pero esto se tradujo en un fuerte aumento en el costo de las prestaciones que obliga a debatir sobre las fuentes de financiamiento del sector.

El titular de ACAMI, Marcelo Mastrángelo, advirtió que “aunque no hubiera inflación los costos de los servicios de salud aumentarían igual”, por el alto valor que se debe afrontar para incorporar las nuevas tecnologías, como ocurre con la medicina nuclear y la resonancia magnética, entre otros.

Así, explicó Mastrángelo, “en los Estados Unidos, mientras el costo de vida ronda el 3,5% anual, la inflación en el sector salud es casi cuatro veces mayor y alcanza el 12 por ciento. Del mismo modo, en Europa, con una inflación del 1%, los costos sanitarios rondan el 7% anual”.

“Los conocimientos y los tratamientos han evolucionado y permiten tratar hoy afecciones que antes no tenían cura. Por eso, en los países desarrollados los costos de la salud superan ampliamente a la inflación y suben más velozmente que el resto de los precios de la economía”, graficó el titular de ACAMI.

“Aunque en esta proyección no se muestran ni la inflación ni los aumentos salariales, sólo los incrementos de seguros, los juicios por mala praxis, el impacto de los recursos de amparo sobre el sector, la medicina defensiva y los mayores costos generados por prácticas corruptas, generan al sistema un costo adicional que supera los u$s1.000 millones anuales”, aclaró el informe citado por NA.

Envejecimiento
En el congreso también se consideró el envejecimiento poblacional como una de las causas primordiales del incremento de los presupuestos sanitarios, ya que los mayores de 65 años son ya casi el 11% de la población y requieren entre 3 y 5 veces más recursos sanitarios que el resto.

Así, en sólo una década, ese sector pasó de menos del 4% de la población en 1991 a casi el 10% en 2001 y el 10,2% en el último censo.

Los ancianos demandan mayores prestaciones, y los especialistas alertan que aún no se cuenta con planes, programas o recursos para enfrentar ese creciente problema.

Los prestadores de servicios de salud señalan que los afiliados de más de 60 años representan el 25,7% del padrón, pero demandan el 63% de los medicamentos, lo que implica un fuerte impacto en los costos de atención.

El envejecimiento de la población influye de manera irreversible en los gastos de atención de la salud, ya que con una población de mayor edad aumenta la incidencia de ciertas enfermedades relacionadas con la vejez (Parkinson, Alzheimer, afecciones cardiovasculares, cáncer), y el costo que tratarlas significa.

Por estas razones, afirma el documento de ACAMI, el sector pugna por participar en las decisiones que lo afectan, “bregando por reconsiderar el marco jurídico y regulatorio de la actividad, por estructurar la formación profesional y generar el recurso financiero apropiado”.

http://negocios.iprofesional.com/notas/122641-Los-costos-en-la-salud-suben-hasta-cuatro-veces-ms-que-en-el-resto-del-sector-privado