La historia contada por los grandes

Gianfranco Quattrini. El director es el creador de una serie de documentales que tiene como protagonistas a trece adultos mayores de distintas partes del país, que vivieron y viven intensamente sus vidas.

La Cita
Julio 2011

Mucho se ha dicho en relación a contar la Historia, así con mayúscula, a partir de historias pequeñas que reflejen un momento desde una perspectiva, en este caso una historia de vida. Sin embargo, cada vez que esto se logra la Historia se revaloriza, sale de los manuales y se vuelve algo tangible. Entonces se pueden entender mejor los efectos de una crisis o la necesidad de búsqueda de nuevos horizontes.

Con “Gente Grande”, el programa que se emite por canal Encuentro, Gianfranco Quattrini ha logrado poner una cara a partes de la historia argentina muchas veces leídas y no siempre tan reflexionadas desde lo singular.

“Son trece documentales que rescatan las experiencias de personas anónimas de distintas regiones que han atravesado al menos ocho décadas de la Argentina reciente y que han sido, por tanto, testigos de transformaciones políticas, sociales y tecnológicas que han modificado radicalmente el mundo que descubrieron de niños”, define Quattrini a La Cita.

En cada capítulo existe un disparador del presente a partir del cual se estructurael relato. Los recuerdos son acompañados por imágenes del Archivo Histórico del Canal Encuentro ydel Archivo General de la Nación, logrando un diálogo entre lo impersonal y la vivencia. Parte de un circuito de jóvenes directores contemporáneos destacados,Gianfranco nació en Perú, vivió un tiempo en Estados Unidos y cuando tenía 10 años sus padres se mudaron a la Argentina. Después viajó por diferentes partes del mundo pero hace unos años que se encuentra radicado en Buenos Aires.

A los 37, “Gente Grande” es su primer trabajo de este tipo pero ya cuenta en su haber con el largometraje “Chicha tu madre”, el mediometraje “Bosques”, y cortos reconocidos como “La semilla”, “Matadero de chancho”, “Alma zen”, entre otros.

¿Cómo surgió la idea de hacer “Gente Grande”?
El programa fue una idea mía y de Fernando Collazo, que es un guionista y amigo, a partir de que teníamos ganas de armar un proyecto para canal Encuentro porque nos parece que el contenido que se brinda en este canal es muy rico. Cuando empezamos a pensar en temáticas, enseguida surgió la necesidad de hacer algo vinculado con los adultos mayores, justamente porque la temática tiene muy poca aparición en los medios y la idea del canal es mostrar caras que son invisibles. Pensamos entonces en un programa que pudiera retratar a nuestros viejos, y a partir de eso hacer un relato sobre la historia argentina.

¿Cómo se puso en marcha el proyecto?
Hicimos una búsqueda muy amplia en todo el país. Funcionó el boca en boca, mandamos gente a los pueblos a buscar esas historias. Luego armamos una lista de precandidatos y terminamos haciendo la selección. La idea era abarcar la diversidad cultural, económica y social que hay en Argentina. Pero también mostrar mayores que hoy se encuentran activos y con un proyecto de vida.

¿Cómo se puso en marcha el proyecto?
Lo primero que nos preguntaban es “por qué a mi”,ya que no buscamos personajes reconocidos ni premiados de la cultura, el deporte o el espectáculo. Una vez que aceptaban la propuesta y comenzaban a hurgar un poco en ellos mismos aparecieron historias bien fuertes y emotivas. Surgieron experiencias de vida muy diversas y muy ricas, algunas desgarradoras, otras inspiradoras, pero todas interesantes.

¿Por qué convocaste a otros directores?
La idea de que hubiera varios directores era sumar diversidad de miradas. Así fue que convocamos a Lucía Puenzo, que dirigió un par; Javier Olivera, que hizo la mayoría; Leonel D’Agostino, que además escribió casi todos los guiones, y Pablo Fendrik, que dirigió uno.

¿Y cuál fue el resultado?
El resultado es una mirada del siglo XX, los protagonistas son de esa época. Llegaron al siglo XXI pero su forma de vida, su estructura personal e incluso social son del siglo pasado. Y es muy interesante ver cómo fueron testigos de cambios tan tremendos. Y que ellos puedan relatar cosas sobre su juventud y al mismo tiempo saber que hay otra forma de vida. No obstante el programa no está hecho con melancolía, sino con cariño hacia aquellos recuerdos.

Decías que buscaron personas que estuvieran activas, ¿por qué?
Porque esa es la vejez que quisimos contar.Todas las personas que retratamos tienen cualidades muy nobles, y más allá de su edad son características que han tenido en toda su vida y eso los convierte en admirables. Por eso el objetivo nunca fue buscar personas que se hayan destacado sino que simplemente hayan logrado vivir su vida con alegría e intensidad y en una edad avanzada lo siguen haciendo. También nos encontramos con historias de personas cuya vida cambió después de jubilarse, y esto nos pareció buenísimo. Por ejemplo,un hombre que fue operario de una fábrica agrícola toda su vida y después de que se jubiló puso un taller de carpintería y su nieto aprendió el oficio.

Más allá de la necesidad de hacer visible a la tercera edad ¿tuviste alguna motivación personal para abordar la temática?
Tal vez me repercutió haber tenido tantas charlas con mi abuelo. Ver que él tenía tantas historias para contar. Siempre me pareció que era bueno bajar un cambio y mirar a nuestros antecesores que, aún estando presentes, tienen mucha riqueza para darnos y que tal vez no transfieren porque nosotros no nos damos el espacio para recibirla.

+ Info
“Gente Grande” se emite los sábados a las 20
por Canal Encuentro.
(se repite domingos a las 14, lunes a las 10,
jueves a las 18.30 y sábados 4.30).

http://www.lacita.info/secciones/nota_tapa84.html