¿Por qué es tan baja la esperanza de vida en EE.UU.?

Vivir en el país más rico del mundo no significa necesariamente vivir más, como lo demuestra una investigación llevada a cabo por científicos estadounidenses y británicos.

El estudio encontró que los hombres en Estados Unidos mueren en promedio a los 75 años. Esto es 1,5 años más jóvenes que en el Reino Unido y 3,5 años más jóvenes que en Australia.

Las mujeres de ese país viven en promedio 81 años, casi tres años más jóvenes que las australianas.

De hecho, en las tablas globales sobre expectativas de vida en todos los países del mundo, el país más rico ocupa el lugar número 37.

BBC MUndo
17-7-2011

Tal como señalan los investigadores de la Universidad de Washington en Seattle y el Imperial College de Londres, la brecha entre la esperanza de vida de este país y el resto de las naciones desarrolladas en lugar de mejorar continúa haciéndose más amplia.
Factores de riesgo

“Estas expectativas de vida relativamente bajas en Estados Unidos no pueden explicarse por el tamaño del país, su diversidad racial o su economía”, afirma el informe.

“Más bien, las altas tasas de obesidad, el consumo de tabaco y otros factores de riesgo que pueden prevenir una muerte prematura son los principales responsables de esta brecha entre EE.UU. y otras naciones”, agrega.

Tal como explica el doctor Ali Mokdad, profesor de salud global del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, quien dirigió el estudio, “no nos sorprendió descubrir que tenemos una esperanza de vida más baja que en otros países”.

“Lo que nos sorprendió es el hecho de que estamos quedando aún más rezagados”.

Por ejemplo, un país como Australia, dice “también es una nación de inmigrantes. También es un país relativamente joven. Tiene características socioeconómicas similares”.

“Tiene un problema de obesidad y, sin embargo, ha continuado mejorando sus expectativas de vida y sigue siendo una de las naciones más sanas del mundo”, agrega el científico.

¿Cómo, entonces, podrá Estados Unidos combatir estos factores de riesgo?

Tan solo el consumo de tabaco es responsable de una de cada cinco muertes en este país, dice el profesor Mokdad, y sin embargo Estados Unidos no ha sido tan firme como Australia en sus medidas para restringir los anuncios de tabaco y su política de fumar en lugares públicos.

Asimismo, Australia ha dedicado más esfuerzos a la atención primaria de la salud, que involucra la educación sanitaria y el tratamiento temprano de las enfermedades.

Y también han tenido buenos resultados al reducir el número de accidentes de tráfico, agrega el investigador.

Estados Unidos podría salvar cada año la vida de 100.000 de sus habitantes si redujera el consumo de sal en la dieta de la población. Esto debido a que la hipertensión, en la que el consumo de sal es un responsable, mata a una de cada seis personas en ese país.

Pero el principal problema de salud es la obesidad, afirma el doctor Mokdad.

Uno de cada tres adultos estadounidenses está clasificado como obeso, lo cual significa 10 veces más que en otros países con tasas largas de longevidad como Japón.
Diferencias

Obviamente, Estados Unidos es un país de enormes diferencias. Mientras en regiones como Mississippi los hombres tienen una esperanza de vida de 67 años, muy por debajo de lo que viven los hombres en Filipinas, las mujeres en ciertas áreas de Florida viven tantos años como las japonesas, que son las mujeres de mayor longevidad en el mundo.

Como explica el profesor Danny Dorling, experto en geografía humana de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, es precisamente este tipo de desigualdad la que podría explicar porqué Estados Unidos ocupa un lugar tan bajo en las tablas de esperanza de vida.
Ancianos

Hay grandes diferencias en las tasas de longevidad de EEUU.

El investigador cree que una distribución más equitativa de la riqueza podría conducir a vidas más largas para todos.

“Dedicar la mayor parte del presupuesto de salud a unas cuantas personas que, para empezar, son las que tienen un mejor estado de salud -como se hace en el sistema estadounidense- es una estrategia poco eficiente”, dice el experto.

“En un país con una riqueza poco equitativa, hay más médicos dedicados a campos como la cirugía plástica, más dentistas dedicados a blanquear los dientes que a combatir una mala dentadura, y así sucesivamente”.

Pero la esperanza de vida no sólo tiene que ver con pronósticos que hacen cuando nace un bebé en un país.

También tiene que ver, obviamente, con la forma cómo una persona sobrevive una enfermedad o si puede obtener tratamientos para curarla.

En el primer aspecto Estados Unidos se ha desempeñado bien, como señala Svetlana Ukraintseva, investigadora del Centro para la Salud y Envejecimiento de la Población (CPHA) de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte.

Según Ukraintseva, los adultos mayores estadounidenses tienen una mejor probabilidad de sobrevivir una enfermedad del corazón y muchos tipos de cáncer que sus contrapartes en otros países ricos.

En donde Estados Unidos no se ha desempeñado tan bien, es en lo que ocurre con sus pobladores de edades más jóvenes.

“El problema quizás no es la calidad de la atención médica en sí misma sino tener acceso a ella. Y si todos tuvieran un seguro médico sería una gran ayuda”, dice.

Éste es uno de los objetivos de la reforma de salud que se convirtió en ley en marzo de 2010 y que, cuando sea puesta en práctica en 2014, obligará a los adultos estadounidenses a contar con un seguro médico.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/07/110713_expectativas_vida_eeuu_men.shtml