Comenzó a regir reglamentación para geriátricos de la Provincia de Buenos Aires

Entró en vigencia la ley que crea un marco regulatorio para el funcionamiento de los geriátricos de gestión pública y privada en la provincia de Buenos Aires, tengan o no fines de lucro.

La Ley 14.263 sancionada por la Legislatura bonaerense en abril de este año no constituye una reforma de antiguas normas sino que impone un marco legal a la actividad, ya que hasta el momento no existía nada en materia legislativa sobre geriátricos, lo que ha contribuido a la proliferación de establecimientos ?informales?.

Según datos oficiales, de los aproximadamente 1.800 geriátricos que funcionan en la Provincia, la mitad no cuenta con la habilitación pertinente.

La Ley que fue publicada ayer en el Boletín Oficial considera establecimiento geriátrico ?a toda institución de gestión pública o privada que tenga por finalidad brindar alojamiento, alimentación, higiene, recreación activa o pasiva, atención médica y en general toda acción que haga al bienestar físico y psíquico de las personas adultas mayores desde 65 años de edad?.
En la norma queda establecido que los ciudadanos mayores alojados en los geriátricos tendrán derecho, entre otras cuestiones, a la comunicación e información permanente; a la intimidad y no-divulgación de sus datos personales; a no sufrir discriminación; a que los titulares de los establecimientos y las autoridades públicas escuchen sus reclamos; a mantener vínculos afectivos, familiares y sociales; a entrar y salir libremente de los establecimientos y a recibir visitas.
Por su parte los titulares de los geriátricos tendrán como obligación proveer una correcta alimentación, higiene y seguridad a los residentes; promover las actividades que impidan el aislamiento de los adultos mayores y propicien su inclusión familiar y social; respetar la calidad de los medicamentos de acuerdo a recetas archivadas en legajos y contratar un servicio de emergencias médicas para el traslado de los residentes en caso de urgencia.
Tanto la Provincia como los municipios tendrán a su cargo la realización de controles a los geriátricos para corroborar el cumplimiento de la normativa vigente. La Ley prevé además sanciones para los infractores, que van desde un apercibimiento hasta la clausura transitoria y definitiva del establecimiento.
De acuerdo a lo publicado ayer, la reglamentación de la norma -que todavía falta redactar- ?fijará cada uno de los requisitos que deberán cumplimentar las autoridades de dichos establecimientos, para la habilitación y funcionamiento de los mismos?.

http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2011/06/16/186096.htm