Prótesis biológicas, el futuro de las articulaciones

Las prótesis realizadas con tejido del propio paciente evitarían las potenciales complicaciones y la necesidad de recambio al cabo de unos años

Las intervenciones para colocar prótesis son frecuentes y el progresivo envejecimiento de la población hace prever que el uso de esta técnica aumentará de forma exponencial en los próximos años. Sin duda, la edad es un factor clave en el deterioro de las articulaciones y la artrosis es una enfermedad relacionada con el paso de los años. En este escenario, el dolor y la limitación funcional son los dos principales motivos para sustituir una articulación dañada por una prótesis. Pero, ¿seria posible utilizar estructuras elaboradas con los propios tejidos del afectado en lugar de las fabricadas en metal, cerámica y plástico actuales? ¿Se podrían regenerar con una cirugía mínima o, incluso, sin ella? La respuesta, quizá, la tienen los avances de la ingeniería de tejidos.

Por TERESA ROMANILLOS
18 de marzo de 2011
EroskiConsumer

Un equipo de investigadores ha dado un paso hacía delante al conseguir fabricar prótesis biológicas para animales. Se ha logrado regenerar con éxito superficies articulares de hombro mediante células propias. En primer lugar, se construyó una estructura similar a la articulación natural. El dispositivo, que podría describirse como una especie de andamio o armazón biológico, se preparó con factores de crecimiento (sustancias capaces de estimular el crecimiento y diferenciación celular) para atraer las células del animal, incluidas células madre, y que se convirtieran en cartílago y hueso.

Esta estructura se implantó en el hombro mediante cirugía para sustituir la parte dañada. El estudio se realizó en conejos que, operados de esta manera, lograron una mejor recuperación que otros en los cuales no se había utilizado esta técnica. Al cabo de cuatro meses, se comprobó que el implante había regenerado la superficie de cartílago en la nueva cabeza del húmero (hueso del brazo que se junta con la escápula, por la articulación del hombro).

El uso de prótesis biológicas podría evitar los recambios por deterioro al cabo de unos años

Según los autores, es la primera vez que se logra una regeneración de cartílago con este tipo de dispositivo. No se detectaron complicaciones ni efectos adversos. El trabajo, publicado en la revista ‘The Lancet’, lo han liderado Chang H Lee y James Cook, de las Universidades de Columbia y Missouri, respectivamente.

En un futuro, estas articulaciones biológicas, creadas con las propias células del afectado, podrían reemplazar a los actuales implantes artificiales. También cabe preguntarse si esta técnica podría acabar con la necesidad actual de los recambios de prótesis, ya que estas estructuras, con el paso del tiempo, sufren un deterioro que obliga a su sustitución al cabo de unos años. Sin duda, el avance podría cambiar de manera radical la calidad de vida de muchos pacientes.

http://www.consumer.es/web/es/salud/investigacion_medica/2011/03/18/199452.php