Las caídas son los accidentes más habituales que sufren los mayores fuera del hogar

El perfil de mayor riesgo sería el de una mujer, de entre 71 y 75 años de edad, sin formación y que se encuentra viviendo sola en su domicilio, según un estudio

Horacio R. Maseda
EM 17.03.2011

Caídas en aceras y escaleras, accidentes de tráfico y atropellos son los percances más frecuentes que sufren los mayores de 65 años cuando están lejos de casa. “Casi un millón sufrieron al menos un accidente fuera del hogar en el último año, lo que supone una tasa de accidentalidad del 12,8% del colectivo total”. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprende del informe que presentó el Instituto de Prevención, Salud y Medio Ambiente de la Fundación Mapfre a través de su “Estudio de la accidentalidad de las personas mayores fuera del hogar”, dentro de la campaña “Con mayor cuidado”.
Para llevar a cabo este informe, de ámbito nacional, se realizó una muestra de 1.732 personas mayores de 65 años residentes en diferentes comunidades autónomas. Con el informe, el objetivo principal que persigue la Fundación Mapfre es conocer la magnitud y características de los accidentes que se producen fuera del domicilio.

Retrato robot
Los datos que presenta Mapfre dibujan el retrato tipo de la persona que está en mayor riesgo de sufrir percances fuera de casa. Así, el perfil de accidentalidad sería el de una mujer, de entre 71 y 75 años, que vive sola y no tiene estudios. El director general del Instituto de Prevención, Salud y Medio Ambiente de la Fundación Mapfre, Antonio Guzmán, asegura que “las mujeres sufren el doble de accidentes que los hombres debido, fundamentalmente, a que hay más mujeres mayores de 65 años”. Además, Guzmán añade que, “el sector femenino es más proclive a tener enfermedades relacionadas con el aparato locomotor, como pueden ser la artrosis y la osteoporosis”. El estudio delimita todavía más este retrato robot añadiendo que se accidentan más las personas residentes en urbes de entre 100.000 y 500.000 habitantes, siendo los municipios de menos de 10.000 los más seguros.

Causalidad
Uno de los principales percances de los mayores son las caídas y tropiezo -hasta un 80,6% del total de accidentes-, y más de la mitad de las veces se producen en las aceras de las ciudades (48,8%). Muy por debajo se encuentran los de tráfico (4,1%) y los atropellos (3,6%).
En cuanto al motivo, los resultados indican que la mayoría (41,4%) tienen que ver con la pérdida de control espacial y coordinación física -resbalones, distracciones de la persona, mareos, etcétera-. Después aparecen, en menor medida, factores del entorno urbano como las obras (7,4&), las aglomeraciones (1,5%) o el tráfico (3,4%).
Desde Mapfre destacan el hecho significativo de que, en la mayoría de los accidentes, la persona mayor se encuentra sola (61,7%), lo que confirma la importancia del apoyo social y familiar para mejorar la seguridad de los mayores.

¿Cómo prevenir?
Del total de accidentes que sufren los mayores, el 40% se producen lejos del domicilio familiar y, desde la Fundación Mapfre, se asegura que la mayoría se pueden prevenir.
Para ello, la Entidad presentó, junto al informe, un decálogo con consejos prácticos para evitarlos. “El primero sería tomarse con calma las salidas a la calle, porque todos sabemos que las prisas son malas consejeras”, advierte Antonio Guzmán. Otras recomendaciones de la Fundación son usar calzado cómodo, utilizar los pasos de peatones, salir acompañado y elegir el recorrido más seguro. “Hay que planificar las salidas lejos de la toma de fármacos que nos puedan provocar somnolencia o una mayor incontinencia que pueda ocasionar incomodidad”, explica el director general, y añade después lo importante que es llevar, “si lo necesitamos, las ayudas habituales como gafas, audífonos o bastones”. Tampoco es recomendable llevar una carga excesiva en los bolsos o portar muchos paquetes voluminosos, porque pueden hacer perder el equilibrio. Además, Guzmán aconseja, aunque parece evidente, “caminar atento y pensar en la actividad que estamos desarrollando en cada momento”.

Enfermedades, pero buenos hábitos
Uno de los principales motivos de accidente son las enfermedades. Según el estudio, el 73% de las personas mayores padece alguna patología y el 70% consume, de media, cinco pastillas al día. Entre las dolencias más frecuentes que sufren destaca la hipertensión arterial (26,8%); la artritis y artrosis (21,5%); el colesterol alto (14,4%) y las enfermedades cardiovasculares (14,2%).
Sin embargo, los mayores son un colectivo con una actitud muy positiva respecto a su salud, ya que casi la mitad de los encuestados (49%) perciben su estado como “bueno” o “muy bueno”. Además, el 78% de las personas declaró que no necesita ayuda por parte de nadie para realizar sus actividades.
En esta misma línea de optimismo se sitúan los buenos hábitos de vida de los mayores que, según Fundación Mapfre, es probable que estén derivados del alto grado de control y seguimiento médico. Así, el 92% no fuma y aseguran llevar una dieta alimentaria equilibrada y saludable. El 82% sale de manera habitual a caminar por las calles, aunque sólo el 14% de los mayores practica algún tipo de deporte. Además, los resultados del estudio demuestran que este colectivo es socialmente activo y, hasta un 85%, cree que “con cuidado” se puede realizar cualquier actividad.

http://www.entremayores.es/spa/vivir_hoy.asp?var2=Vivir%20hoy&var3=Las%20ca%EDdas%20son%20los%20accidentes%20m%E1s%20habituales%20que%20sufren%20los%20mayores%20fuera%20del%20hogar&nar1=9&nar2=53&nar3=7548&nar5=2