Las cardiopatías causarán 20 millones de muertes antes de 2015

Una persona muere de un infarto cada cinco segundos en el mundo. El 33% de los fallecimientos en América se debe a esas patologías. Advierten sobre el impacto económico de la enfermedad

Infobae America
1.2.2011

Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) demostraron que las ECV son la principal causa mortal del mundo y más del 80% se registran en los estados de ingresos bajos y medios. Cada cinco segundos alguien muere en el planeta por un infarto.

En esos lugares, los padecientes suelen ser personas de mediana edad que, al enfermarse, salen del mercado laboral, provocando alteraciones en el flujo económico. A ello se suman los gastos que deben afrontar los gobiernos dentro del sistema de salud pública. La clase baja se ve aún más afectada. Según estimaciones, una familia con un miembro convaleciente puede llegar a destinar hasta el 30% del ingreso en la atención médica.

Es tal el impacto para los países que, por ejemplo, el organismo calcula que, entre 2006 y 2015, sólo China perderá 558.000 millones de dólares de renta nacional debido a las cardiopatías, los alteraciones valvulares cardíacas (AVC) y la diabetes. En el nivel macroeconómico, los tres trastornos reducen entre 1% y 5% el producto interno bruto.

El 80% de las cardiopatías son consecuencia de los denominados “factores de riesgo modificables” como una dieta desequilibrada, el sedentarismo y el consumo de tabaco. Cualquiera de ellos, produce en una persona sana el aumento de la tensión arterial y del azúcar y los lípidos de la sangre, además de sobrepeso. Los especialistas agregan otros causales subyacentes tales como cambios sociales, económicos y culturales. La globalización, la pobreza y el estrés lideran estas categoría.

En México, cada hora fallecen entre ocho y diez personas por infartos de miocardio o cerebrales y embolias según el Departamento de Cardiología del Centro Médico Nacional “20 de noviembre”. Los expertos aseguran que si no se toman medidas inmediatamente la situación será catastrófica en la próxima década.

En Argentina, Chile y Uruguay los decesos por ECV representan más de un tercio de la cifra total, lo que las posiciona como una “nueva epidemia”, acorde a datos del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS). En el primero caso, doce argentinos pierden su vida cada cinco minutos.

Las patologías también lideran las causas de mortandad en Cuba, donde representan el 75% de los fallecimientos junto con el cáncer, la diabetes, el tabaquismo y el alcoholismo.

¿Qué pasa con las mujeres?

Un trabajo denominado CARMELA (Cardiovascular Risk Factor Multiple Evaluation in Latin America), realizado por los Departamentos de Salud Pública y Enfermedades Cardiovasculares de la Pontificia Universidad Católica de Chile, indicó que los factores de riesgo cardiovascular son una importante carga en la salud de las latinoamericanas.

Las chilenas son de las que más padecen esas afecciones, impulsadas por cuestiones metabólicas, enfermedades crónicas, el consumo de cigarrillos y el sedentarismo.

En Argentina, en los últimos treinta años, la frecuencia de muertes femeninas viene superando ampliamente a la de las masculinas. El alerta es mayor ya que sólo una de cada diez reconoce como principal razón de muerte a las cardiopatías que, en la actualidad, representan el 30% de las defunciones.

El dato es más alentador en los Estados Unidos donde el 50% de la población femenina está al tanto de que las ECV es la principal causa de muerte, lo que facilita la prevención y la consecuente disminución de los casos.

En Colombia, en tanto, una de cada cuatro mujeres que mueren fueron víctimas de enfermedad cardiovascular. Mientras que una de cada 18 sufre una cardiopatía.

http://america.infobae.com/notas/17765-Las-cardiopatias-causaran-20-millones-de-muertes-antes-de-2015