¿En qué nos interpela la FaceApp?

Por la Dra. Graciela Zarebski
ViceDecana de la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Empresariales de la Universidad Maimónides
Directora del Doctorado en Investigación Gerontológica, Maestría en Psicogerontología y Licenciatura en Gerontología (modalidad a distancia)

¿En qué nos interpela la FaceApp?
Resulta llamativo que, si bien la aplicación brinda distintas posibilidades de jugar con la propia imagen, la que más se usa y causa furor, es el juego con la imagen envejecida. Indudablemente remite a lo inquietante que nos resulta envejecer, en especial si esa imagen se nos hace presente repentinamente, como provoca la aplicación. Causa risa, se hacen memes, pero sabemos desde Freud que el humor es una de las formas de tramitar lo siniestro.
Lo importante – y acá se juega como siempre el uso que le damos a las nuevas tecnologías – es qué efecto nos produce luego de la primera impresión: algunos quedan prendidos del sutil horror que les causa y les consolida la idea de lo horrible que es envejecer. Rompe en ellos la ilusión de eternidad, de imagen ideal e incorrompible.
Son los que defienden empecinadamente la imagen actual, recurso facilitado hoy en día por tantos productos que se ofrecen en el mercado para tapar esa evidencia descorazonadora.
Mientras que a otros les da un puntapié para tomar conciencia de que si tienen suerte, también ellos llegarán a viejos, sabiendo que la imagen es sólo una parte de su identidad. El espejo envejecido podrá reflejar no sólo arrugas y flacidez, sino una belleza interior que también se reflejará ante los otros.
Poder reconocerse en el espejo envejecido – aceptar que esa imagen está en continuidad con la identidad actual – implica trabajar desde jóvenes para lograrlo. Como todo en la vida, requiere trabajo. Trabajo para el autocuidado de la imagen, pero también trabajo para mantenerse activo mental y físicamente.
Integrar al presente la propia perspectiva de vejez es no engañarse, es aceptar la inconsistencia de nuestra imagen actual, la fluctuación que debemos soportar en el entramado dinámico de nuestra vida: somos lo que somos ahora pero también somos lo que seremos en el futuro. Por eso decía Jorge Luis Borges en el cuento “Veinticinco Agosto, 1983¨, en el que juega con su doble envejecido: ¨la verdad es que somos dos y somos uno¨. Somos el yo presente pero también somos el yo futuro.
El reconocimiento del envejecer, es un espejo más verdadero y es una revelación.
Aprovechemos estas creaciones tecnológicas para adquirir más sabiduría, ya que, para llegar a ser un viejo sabio, hay que ser sabio antes.
Lo que pone en juego este proceso complejo de elaboración es la posibilidad de ser flexibles frente a la metamorfosis que conlleva el paso del tiempo en la imagen, entre otros cambios. Y por lo tanto, implica autocuestionamiento.
Alcanzan una buena vejez los que -por no ser ´Narcisos´- pueden ´verse´ a sí mismos en su condición humana, y aceptan las transformaciones a las que nos llevará el paso del tiempo.
Ojalá la aplicación sirva para preguntarnos: cómo quiero llegar? Y poner manos a la obra en la construcción de nuestro futuro, que comprende armar una reserva, no sólo económica y cognitiva, sino también una reserva espiritual, emocional, corporal y de vínculos diversificados, siendo plásticos en todos estos órdenes. En suma, nuestra reserva humana para una longevidad satisfactoria.
La clave: armar, desde joven, una identidad flexible para adaptarse a los cambios que la vida conlleva, transformándonos en la mejor versión de nosotros mismos.

Se conocen desde sexto grado y a los 74 se siguen juntando una vez por mes

En 1957, Lidia Moretta (75) llegaba desde Italia al puerto de Buenos Aires en busca de nuevos sueños y un futuro mejor para ella, sus hermanas y sus padres. Lo que no sabía es que se cruzaría en el camino con cuatro nenas que, con el correr de los años, se transformarían en sus almas gemelas, sus mejores amigas.

Constanza Oronel
Clarin
18.7.2019
Sigue leyendo

Agenda de Eventos Gerontológicos

Julio de 2019

25 al 27 de Julio
XI Congresso Sul-Brasileiro de Geriatria e Gerontologia
Sociedade Brasileira de Geriatria e Gerontologia Seção Paraná
https://www.sulbrasileirosbgg.org.br/

29 de Julio al 2 de Agosto
Seminario sobre prevención y abordaje de la violencia, maltrato y abuso a las personas adultas mayores
Cooperación Española
Cartagena de Indias

Agosto de 2019

1º al 3 de Agosto
Congreso Internacional: “Alcances y Desafíos de la Psicogerontología del Siglo XXI”. VIII Congreso de la Red Interdisciplinaria de Psicogerontología
Facultad de Ciencias Económicas – UBA. Av. Córdoba 2122, CABA.

14 de Agosto
El futuro del envejecimiento. Nuevos escenarios y desafíos
Jornada Pre-Congreso
Auditorio UMAI

22 al 24 de Agosto
XVI Congreso Argentino de Gerontología y Geriatría.
Mar del Plata

VI Congreso Internacional de Gerontología
San José de Costa Rica

Setiembre de 2019

5 al 7 de Setiembre
XIV Congreso Colombiano de Gerontología y Geriatría
Calí
Colombia

25 de Setiembre
11:30 horas
16º Seminario de Gerontología
Expomedical 2019

Octubre de 2019

3 al 4 de Octubre
IV Conferência cientifica Internacional de proyetos educativos para maiores
Pontificia Universidad Católica de Goias

3 al 5 de Octubre
1º Congreso Nacional de Cuidados Paliativos – Chile
Sociedad Médica de Cuidados Paliativos
Valdivia – Chile

8 al 11 de Octubre
3er. Congreso Internacional Envejecimiento en América Latina: Personas Mayores, Derechos Humanos, Salud y Pensiones
Universidad Autónoma de Tlaxcala
México

17 al 19 de Octubre
VIII Congreso Latinoamericano y del Caribe COMLAT-IAGG
Congreso Uruguayo de Gerontología y Geriatría

http://congresogeriatria2019.uy

Junio de 2021
20 al 24 de Junio de 2021
XXIIº Congreso Mundial de Gerontología y Geriatría
Buenos Aires
Argentina

Más Congresos y Eventos Internacionales

Charles Allie, el deportista de 71 años que corre más rápido que tú

Charles Allie tiene 71 años y es veloz. Es probable que sea un corredor mucho más rápido que tú… de hecho, más veloz de lo que jamás fuiste. El año pasado rompió en España su propio récord mundial por más de un segundo dentro de su categoría en la carrera de los 400 metros. Básicamente es casi medio kilómetro, una vuelta alrededor de una pista de carreras estándar. Cruzó la línea de meta en 57,26 segundos.

Por Matthew Futterman 13 de julio de 2019
The New York Times
Sigue leyendo

La abuela gamer de 83 años que quiere entrar al Guinness

En la víspera del festejo patrio del 9 de julio, Isabel Martinotti rompió todos los cánones de Quién quiere ser millonario . La participante de 84 años se presentó como «abuela gamer» y anunció que lo primero que iba a ser con el premio era comprarse la Playstation 5 cuando saliera.

La sorpresa de Santiago del Moro y de todo el estudio se trasladó al público, que inmediatamente la idolatró. Sin embargo, unos pocos recordaron que lo de Isabel es algo más que un hobby, «la abuela gamer» tiene su propio canal de YouTube con más de 31 mil suscriptores donde sube videos jugando. «Mi favorito era el Final Fantasy, ahora el The Witcher 3», aclaró demostrando que sabe del tema.

La Nación
9.7.2019
Sigue leyendo

Matchear a los 50: las apps de citas le apuntan al público senior

Todavía recuerda la primera vez que pisó un boliche después del divorcio: se deprimió tanto que se fue. «Si este es el mundo que me espera, estoy complicado», dice que pensó mientras se daba media vuelta y enfilaba hacia la puerta. Al filo de los 50, el sociólogo Gustavo Sprei había terminado un matrimonio de 24 años y experimentaba las primeras salidas de soltero. Pero la noche nunca había sido su aliada y los boliches seguían siendo territorios

inexpugnables para él. Hasta que en una cena un amigo le contó sus aventuras y desventuras amorosas en Match.com, un conocido sitio de citas. «Yo no estaba ni enterado de que existían ese tipo de cosas. Siempre mantuve mi vida amorosa al margen, por eso tampoco mis hijos me habían hablado de esto -recuerda-. Esa noche llegué a casa, entré, me senté y me registré. Escribí mi perfil y al poco tiempo ya estaba teniendo salidas. Así empecé», cuenta Gustavo, que hoy tiene 58 años y volvió a apostar a la pareja: en noviembre de 2017 se casó con Mariana Flores, una abogada de 53 que conoció a través de la plataforma.

Laura Reina
La Nacion
6.7.2019
Sigue leyendo